Buscar

Partes del cuerpo que debes conocer para hacer yoga

Partes de tu cuerpo importantes en yoga

Hay partes del cuerpo que los profesores de yoga asumen como cotidianas. Usamos los isquiones cada día, pero mucha gente no lo sabe. Igual que tampoco sabemos dónde está el sacro o la coronilla. 

Yo misma, antes de hacer yoga por primera vez, conocía algunas partes del cuerpo básicas, imprescindibles para poder moverme en la vida cotidiana y sobrevivir. Sabía distinguir entre brazo y pierna, mano y pie, lo típico. Podía fardar de conocer, incluso, algunos puntos del cuerpo algo más desconocidos, como la corva. Pero solo porque me la lesioné un día haciendo el tonto. Sabía dónde estaba el esternocleidomastoideo, pero lo conocía únicamente porque en el cole mola aprenderse un nombre tan difícil. 

Sin embargo, nombres como serrato anterior, suelo pélvico o isquiotibiales me sonaban a chino. Y cuando los profes de yoga empezaban a mencionarlos en clase, me entraban los calores. “¿Que apunte con los qué hacia dónde? ¿Pero qué son los isquiones y por qué no sé que existen?” pensaba yo amargamente. 

Para que no tengas que ponerte a investigar sobre anatomía, aquí te explico algunos puntos del cuerpo que en yoga son importantes y que, en la vida cotidiana, no les hacemos tanto caso. ¡Espero que te sean de ayuda!

Coronilla

Es la zona donde nos ponemos las gafas de sol cuando nos topamos con una sombra y queremos ver mejor. La zona donde nos poníamos la diadema cuando éramos pequeñas. La zona donde te colocarías la corona si fueras rey o reina de algún lugar encantado. Es el lugar donde asciende la energía kundalini y donde se produce la iluminación. 

Pensaba que la coronilla solo servía para perder el pelo, pero no, sirve como referencia para hacer bien muchas posturas especialmente para colocar el cuello correctamente.

También se usa mucho como referencia y, además, es donde se sitúa el último de los chakras (sahasrara chakra). Si te interesa conocer los chakras (o ruedas energéticas) te los explico detalladamente en mi libro Yoga con humor.

Las escápulas

Son los omóplatos, esos huesos un poco aplanados que cubren la parte alta de la espalda. Su nombre y su forma me recuerda a una espátula para pintar así que me resulta fácil acordarme de su nombre y ubicarlo. Las escápulas son importantes pues sin ellas no se podría unir el hombro con los músculos de la espalda. 

Cintura escapular

Está formada por la escápula, la clavícula y el anclaje del húmero (el hueso del brazo) así como todo el tejido conectivo (es decir, tendones, ligamentos y toda la chicha). Son imprescindibles para mantener los brazos móviles, por un lado, pero estables, por otro. Es decir, son piezas clave del cuerpo para que no se nos salga un brazo a lo Mr.Potato.

Los músculos intercostales

Son aquellos músculos que se encuentran entre las costillas. Tienen la función de expandirse en la inhalación (para que podamos recoger más oxigeno) y de contraerse en la exhalación (para poder vaciar completamente los pulmones).

Crestas ilíacas

Es el borde superior del hueso ilíaco y se llaman así porque son bastante prominentes y suelen ser de más fácil acceso que otros huesos. Si pones tus manos en jarras y tocas tu cintura encontrarás esas dos prominencias, una a cada lado. Habrás encontrado las crestas ilíacas. En yoga nos son de utilidad para poder bascular la pelvis, para darnos estabilidad y mejorar nuestra propiocepción. 

Core

Se le denomina core a “nuestro centro”. Mucha gente piensa que con eso nos referimos a los músculos abdominales, los de la chocolatina. Pero no. Son todos los músculos que se encuentran entre los pezones y las rodillas. Todos esos. La función del core es estabilizar nuestra postura y proteger así nuestra columna y órganos internos cuando hacemos un esfuerzo. Por eso en los últimos años hemos oído hablar tanto de él y se ha enfatizado tanto la importancia de tener un core fuerte. 

Diafragma

Es un músculo situado en medio del tronco, separando así la cavidad torácica (donde se encontraría el corazón y los pulmones) de la abdominal (donde estarían el resto de órganos internos). Es un músculo involucrado en la respiración, pero pocas veces lo hacemos partícipe conscientemente. En yoga tiene bastante relevancia y nos ayuda a mejorar nuestro patrón respiratorio, aprovechando más los beneficios de las asanas (posturas) y los pranayama (técnicas de respiración). 

Descárgate GRATIS las primeras páginas del libro "Más vale yoga que nunca"

Psoas

También llamado “el músculo del alma” ya que es un músculo muy profundo. Se encuentra dentro de la cavidad abdominal y atraviesa los órganos internos para unir el tren superior con el inferior.

Sacro

El sacro, por otro lado, es la fusión de vertebras que está cerca del final de la columna vertebral. Para ser más exactos, si llevases tanga, se situaría justo debajo del triangulito del tanga. Si tocas, notarás las vértebras fusionadas. Es una parte del cuerpo que también se usa mucho en el lenguaje yóguico como referencia para alinearnos mejor.

Cóccix

Es la rabadilla. Si fuéramos perros o cualquier animal de cuatro patas, el cóccix sería nuestra cola. Es la última pieza de nuestra columna vertebral y el gran damnificado en todas las caídas de culo. Es por eso que hay muchas personas que no se encuentran cómodas en la postura de la barca (navasana, página X), bien por tener el cóccix un poco más largo o mal posicionado. 

Descárgate GRATIS las primeras páginas del libro "Más vale yoga que nunca"

Periné

Se sitúa entre los órganos genitales y el ano y es una zona rica en tejido conectivo (músculos, ligamentos, fascias, etc.) con muchas terminaciones nerviosas. Forma parte de nuestro suelo pélvico, el cual definiremos más adelante. Energéticamente es una zona clave en nuestro cuerpo. 

Isquiones

Los isquiones son los huesos que hay debajo de cada nalga. Son los huesos donde deberías de apoyarte cada vez que te sientas. De hecho, si estás sentado lleva la mano debajo de los glúteos, palpa y siéntelos.

Isquiotibiales

Como su nombre indica, los isquiotibiales van desde el isquión hasta la tibia. Visualízalos desde la parte baja de tu glúteo hacia abajo por detrás del muslo hasta la corva (parte opuesta de la rodilla, por donde se dobla). Son el músculo estrella del postureo yogui y la fuente de frustración de muchos practicantes nuevos, ya que no tener flexibilidad de isquiotibiales te impide llegar estéticamente a muchas posturas. Tu cuenta de Instagram quizá se resentirá, pero tu cuerpo aprovechará los beneficios del yoga igualmente. 

Suelo pélvico

El suelo pélvico lo compone la musculatura pélvica. Es decir, tus genitales. Así, generalizando y simplificando, la musculatura que recoge los genitales masculinos y femeninos, aquella que evita que se nos desparramen por el suelo, es nuestro suelo pélvico. 

Es una zona desconocida a la que se le empieza a prestar atención. En yoga, desde siempre, se le presta especial atención, ya que es donde energéticamente se esconde kundalini, que es la energía en forma de serpiente que cuando alineas tus chakras y estás a punto de iluminarte, recorre tu columna hasta tu coronilla ¡y zasca! Iluminación que te crió. 

Por lo tanto, la zona pélvica de nuestro cuerpo alberga un poderío energético del que no somos conscientes y en yoga tratamos de mantenerla joven y a tono para protegernos de disfunciones futuras y gestionar nuestra energía y así dar rienda suelta a nuestra espiritualidad. 

Ahora que ya conoces las partes del cuerpo más importantes, ya puedes practicar. Te invito a que entres a mi escuela online o, si quieres seguir aprendiendo teoría del yoga, hazte con mi libro Más vale yoga que nunca.

Cuéntame en comentarios,  hasta que leíste este post ¿qué parte del cuerpo desconocías?

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

Comparte esta entrada:

¡Entra en myjunglemat.com y usa el código YOGUINEANDO para obtener un 10% de descuento!

10 comentarios en “Partes del cuerpo que debes conocer para hacer yoga”

  1. Hola Julia!! Mil gracias por tus artículos!! Me encantan!! Me gusta mucho tu forma de explicar las cosas, lo haces tan fàcil, con ese toque de humor y las viñetas!! Woooow una pasada!!
    Te escribo sólo para darte las gracias y animarte a seguir haciéndolo!!
    Un abrazo grande, grande!! A seguir así!!😊
    Clara.

    1. Julia A. Yoguineando

      ¡Clara, eres un amor! Mil gracias, de verdad comentarios así me llenan de energía y motivación para seguir. Un abrazo y gracias de nuevo 🙂

  2. qué bien me habría ido éstas explicaciones antes de empezar🤣…y ahora me van de perlas para refrescar y disfrutar de tus ilustraciones y tu estilo Julia profesional a tope y cómico al mismo tiempo ☺️👏🏽👏🏽👏🏽🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas

Descárgate las primeras páginas del Libro "Más vale yoga que nunca"

RESPONSABLE

JULIA ARTEAGA AGUILAR

FINALIDAD

GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE

LEGITIMACION

CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO

DESTINATARIOS

EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD

DERECHOS

ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL

INFORMACION ADICIONAL

PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN MI PAGINA WEB:

www.yoguineando.com

Hola, soy JULIA ARTEAGA AGUILAR y me dedico a:

DAR CLASES DE YOGA EN SUS DISTINTAS MODALIDADES Y FORMAS

Si me dejas tus datos personales los voy a cuidar y vigilar de forma minuciosa.

Solo voy a ceder tus datos si la ley me  obliga, como es incluirte en mis  declaraciones tributarias.  

Si los voy a ceder a las empresas de mi grupo empresarial de las que soy socio, si lo necesito para facturar.

Por cederme tus datos, no vas a perder tus derechos ni voy a usarlos de forma que te pueda perjudicar, te doy mi palabra. 

Voy a utilizar tus datos para que tengas acceso a mis servicios, de los que encontraras el detalle en esta web y también  para todas las novedades que voy a ir creando relacionadas con mi actividad. 

Dándome tus datos pasas a formar parte de mis clientesy por tanto, voy a tratarte según los valores de mi marca personal y que puedes ver en esta web.

El objetivo de este texto es que conozcas las condiciones de nuestra relación. Si introduces tus datos y le das a “lo he entendido”, significará que se ha producido el “consentimiento informado” y que aceptas libremente nuestra nueva relación. 

¿Qué voy a hacer con tus datos?

Los voy a guardar siguiendo todas las normas que marca la Ley. Mi negocio se basa en los datos que tengo, porque con ellos me relaciono contigo y doy acceso a las personas a mis productos.

Si no deseas continuar relacionándote conmigo, solo hace falta que me envíes un correo a info@yoguineando.com diciendo que te quieres dar de baja y mi sistema lo hará de forma automática. 

Pero si quieres pedir la portabilidad de tus datos a otro lugar, mi web está preparada para ello, envíame un correo con tu petición a info@yoguineando.com y rápidamente accederé a tu petición y te daré esa información en el formato adecuado.

Utilizaremos todo tipo de cookies que consideremos adecuados a nuestra marca personal.

También te informo que tienes derecho a solicitar una indemnización por el mal uso de tus datos, pero si clickasen “lo he entendido”, renuncias a cualquier posible indemnización por ese derecho. No es que quiera  evadir mis responsabilidades, ni mucho menos, pero ya sabes que la red no es segura, me pueden ciber atacar y robarme los datos sin que yo me dé cuenta, no soy experta informática, y yo solo puedo responder de aquello que haga de forma consciente o a veces inconsciente pero que salga de un acto propio. 

 

  • ¿Quién es el responsable del tratamiento de tus datos?

 

Identidad:  JULIA ARTEAGA AGUILAR

DNI-NIF:  47088321F

Dirección postal: C. Tejares 1  ALBACETE

Teléfono: 660280424

Correo electrónico: info@yoguineando.com

Delegado Protección de datos: JULIA ARTEAGA AGUILAR 

Contacto DPD:www.yoguinenado.com

2.- ¿Cuál es la finalidad del tratamiento de tus datos personales?

 

En esta web tratamos la información que nos facilitan las personas interesadas con los siguientes fines:

 

  • Con el fin de gestionar el envío de la información que nos soliciten.
  • Facilitar y ofrecer a los interesados ofertas de productos y servicios de su interés.
  • Mejorar su experiencia de usuario.

 

Para cumplir estos fines elaboraremos un perfil comercial en base a la información facilitada.

 

No se tomarán decisiones automatizadas en base a los perfiles de la base de datos.

 

Sí se enviarán correos electrónicos automatizados, previamente programados por el titular de los datos o de sus proveedores de servicios o asalariados, con la finalidad de enviar la información de las novedades del blog, y de los productos comerciales que se ofrecerán a través de esta web, tanto si están alojados en ella como en plataformas de terceros proveedores de dicho servicio.

 

También utilizaremos todo tipo de cookies que consideremos adecuados a nuestra marca personal. 

3.- ¿Por cuánto tiempo conservaremos tus datos?

 

Los datos personales proporcionados en la web se conservarán durante un plazo de diez años a partir de la última confirmación de su interés. También se conservarán mientras se mantenga la relación mercantil. Se harán desaparecer cuando se solicite su supresión o portabilidad por el interesado. 

4.- Legitimación

 

El tratamiento de sus datos personales es necesario para el cumplimiento de las obligaciones legales derivadas de la normativa vigente, Ley Orgánica 3/2018 de 5 diciembre.

La base legal para el tratamiento de tus datos es la ejecución de la suscripción online al blog o al formulario de contacto de la web.

 

La oferta de productos y servicios está basada en el consentimiento que se le solicita, sin que en ningún caso la retirada de este consentimiento condicione la ejecución de servicios o la entrega de productos pendientes.

5.- Destinatarios a los que se comunicarán tus datos

Los datos recogidos a través de esta web se comunicaran a otras empresas del grupo empresarial para fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de clientes o empleados.

A quien se comuniquen los datos dispondrán de normas corporativas vinculantes aprobadas por el Comité Europeo de protección de datos.

 

El titular de esta web contrata su infraestructura virtual según un modelo de “computación en la nube” al amparo del acuerdo EU-US PrivacyShield. 

 

 

6.- ¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Cualquier persona tiene derecho a obtener la confirmación sobre si el titular de esta web está tratando datos personales que les conciernan o no.

Las personas interesadas tienen derecho a acceder a sus datos personales, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar su supresión cuando entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.

En determinadas circunstancias, los interesados podrán solicitar la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso únicamente los conservaremos para el ejercicio o la defensa de reclamaciones. 

En determinadas circunstancias y por motivos relacionados con su situación particular, los interesados podrán oponerse al tratamiento de sus datos. Entonces se dejará de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones. 

 

7.- ¿Cómo hemos obtenido tus datos?

Los datos personales que tratamos en esta web proceden o bien de la propia web, correo electrónico, mensajería instantánea o correo postal de nuestra empresa o de empresas del grupo.

Las categorías de datos que tratamos son:

  • Datos de identificación
  • Códigos o claves de identificación
  • Direcciones postales o electrónicas
  • Información comercial
  • Datos económicos

También informamos que no obtenemos datos especialmente protegidos de forma habitual.

Si llegan a nuestra empresa datos especialmente protegidos los protegeremos de acuerdo con la normativa vigente.