3 posturas potencialmente lesivas para tu cuello

Posturas que pueden dañar tu cuello en yoga

1- Sarvangasana o la postura de la vela

Para mí una de las posturas menos recomendables para hacer es sarvangasana o la postura de la vela. Cuando se hace mal, el peso de todo el cuerpo recae sobre las cervicales. Cuando se hace bien, recae sobre los hombros, pero igualmente el cuello se encuentra en una situación “comprometida”. 

Esto hace que la curva natural de las vértebras cervicales se modifique y comience el dolor. Mucha gente trata de compensar esto usando mantas debajo del cuello. Es una opción pero a mí no me convence.

En mi caso concreto, cuando realizo esta postura noto incluso como el riego sanguíneo a la cabeza se corta y me da la sensación de que la cabeza me va a explotar (ver viñeta página siguiente). Si no es tu caso y quieres realizarla, adelante. Recuerda que las posturas no son como se ven sino como se sienten.  

No obstante, yo no recomendaría realizarla más de unas 10 respiraciones profundas. Para obtener los beneficios de una invertida se puede realizar cualquier otra (viparita karani, sirsasana, pincha mayurasana) y para estirar el cuello puedes hacerlo sentado en sukhasana o postura fácil, inclinando tu cabeza hacia delante y acercando el mentón al pecho, ganarás igualmente flexibilidad pero no cargarás la cervical con tanto peso.

Lo mismo te diría con halasana o la postura del arado.

sarvangasana o la vela

2- Matsyasana o la postura del pez

Muchas escuelas de yoga aconsejan apoyar la cabeza sobre el suelo en matsyasana. Pero creo que hacerlo en esta posición (con el cuello en extensión) es la mejor receta para crearte una hernia cervical. Si además nos apresuramos a la posición avanzada (con las piernas y brazos arriba, es decir, cero apoyo sobre antebrazos en el suelo) para qué queremos más. Déjate el collarín preparado al lado cuando vayas a practicarla. Lo vas a necesitar.

¿Cómo haría yo matsyasana

Primero, antes de dejar la cabeza caer hacia atrás, alargaría el cuello hacia arriba y lentamente, con control, bajaría la cabeza apuntando con la coronilla al suelo. No pondría absolutamente nada de peso sobre ella, solo sobre los antebrazos y jamás iría la versión avanzada, no hay absolutamente ninguna necesidad. 

Si quieres impresionar a alguien, no te rompas el cuello en matsyasana avanzada, mejor aprende el pino o compra seguidores en Instagram pero,  hagas lo que hagas, ¡protege tu cuello!

Matsyasana o la postura del pez

Descárgate GRATIS las primeras páginas del libro "Cómo evitar lesiones en yoga"

Conoce los secretos de una práctica segura.

Ser constante es imprescindible para recibir los beneficios de la práctica del yoga. Sin embargo, las lesiones son un alto en el camino que interrumpen nuestro progreso e, incluso, nos hacen retroceder.

Con este libro sabrás qué tienes que hacer para llevar a cabo una práctica segura evitando no solo el dolor, también molestias y posibles lesiones.

3- Sirsasana o el pino sobre la cabeza

En cuanto a sirsasana, poner todo el peso sobre la cabeza puede comprimir los discos y dañarlos. Como cuando te haces un sándwich colmado de Nutella y luego aprietas los trozos de pan, el chocolate sale por los lados… pues con los discos intervertebrales igual. ¡Cuidado con aplastar tus vértebras!

 

¿Cómo evitarlo?

Aprovechando que podemos usar nuestros brazos, presiona con los antebrazos el suelo, como si quisiera alejar el suelo lejos de ti. Esto no solo hará que tus hombros se separen de tu cabeza, también alargará tu cuello, te dará más equilibrio y, adivina, ¡quitará peso de tu cabeza! Quizá al principio no, pero con el tiempo crearás fuerza en los brazos y el core (¿recuerdas el serrato anterior?) para levantar la cabeza 1mm del suelo y eliminar así el peso sobre tus cervicales. 

Como en matsyasana, hay una versión pro de sirsasana, que es eliminando el apoyo de los antebrazos y equilibrándote únicamente sobre la cabeza. Me parece una versión únicamente para temerarios o para aquellos que tengan cuello-toro y, al tener la musculatura de la familia de los bóvidos, son capaces de activarlo y ponerlo tan fuerte evitando así cualquier lesión. Pero no es el caso de la mayoría de los mortales así que,  ¡no lo pruebes en casa ni en ningún sitio!

 ¡No hay necesidad!

sirsasana o la postura sobre la cabeza

¿Qué otras posturas de yoga pueden lesionar mi cuello?

Hay muchísimas más y no solo las posturas en sí, sino la forma de practicar por defecto. Y sino acuérdate de lo fácil que es que te moleste el cuello tras una sesión de yoga únicamente por no haber hecho bien perro mirando hacia abajo, una postura aparentenmente inofestiva para tu cuello.

En mi libro Cómo evitar lesiones en yoga, te cuento no solo sobre las posturas potencialmente lesivas, también, en general, como desarrollar la conciencia corporal para que ninguna postura te lesione jamás.

Libro en papel “Cómo evitar lesiones en yoga”
19,90
A pesar de que la práctica del yoga es muy...
eBook “Cómo Evitar Lesiones en Yoga”
19,90
MANUAL  + EXTRAS  + REGALO CÓDIGO DESCUENTO PARA FUTURAS COMPRAS=...

No te quiebres el cuello con la escuela online de Yoguineando. Descubre todo lo que podrás hacer en tu casa cómodamente.

¿Te ha gustado este post? Comenta o comparte 😀

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

Comparte esta entrada:

2 comentarios en “3 posturas potencialmente lesivas para tu cuello”

  1. Hola! Me ha encantado el post y estoy totalmente de acuerdo, no llevo mucho tiempo practicando y excepto en sirsasana en la que al principio usaba el banco para dejar la cabeza libre y aprender sin miedo, las otras dos, siempre que tengo que hacerlas me pregunto lo mismo, qué beneficios y qué necesidad, me alegra saber que no soy la única 😊. Muchas gracias por la info, namasté y buen día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas

Descárgate las primeras páginas del Libro "Cómo evitar lesiones en yoga"

Responsable de fichero: Julia Arteaga Aguilar. Finalidad: gestionar alta a esta suscripción y remitir newsletters periódicos con información gratuita y ofertas de productos o servicios propios y de terceros. Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web www.yoguineando.com/politica-de-privacidad