3 consejos para practicar yoga cuando estás cansado

Muchas veces toca hacer yoga el día que estás cansado o incluso molido. A pesar del cansancio, pretendemos llevar a cabo una práctica normal. Sin embargo, no deberíamos ignorar las señales de cansancio que nos envía el cuerpo.

Igual que no comes lo mismo el día que estás hambriento que cuando estás regulero del estómago, tampoco es igual practicar yoga cuando estamos a tope de power que cuando no podemos con nuestra alma. 

¿Entones por qué nos empeñamos en ir todos los martes y los jueves a la misma sesión de yoga, con el mismo nivel e intensidad?

Como te comento en mi libro, El hábito hace al yogui, una de las claves para mantener una práctica constante es saber adaptar la práctica a las circunstancias de nuestra vida. 

  • Libros

    Libro “El hábito hace al yogui”

    Valorado en 0 de 5
    16,90 IVA incl. Comprar libro

Estar cansados es lo mínimo que nos pasa día sí y día también, especialmente si nos encontramos en un día entre semana. Por eso, te animo a tener en cuenta estos 3 consejos para cuando tengas que practicar yoga en un día de energía baja. 

1) Un ratito de yoga nada más

Si estás molido, no tiene sentido practicar yoga durante una hora o más. ¿Por qué? Pues porque probablemente solo de pensarlo te entren escalofríos y se te aparezcan mil excusas en tu cabeza: como poner una lavadora, comprar tomates o inventarte una lesión en un padrastro. Mientras que si te propones simplemente 5 ó 10 minutos de práctica, es tan viable, ¡que no te puedes negar! Y créeme cuando te digo que hacer prácticas cortitas son, en muchas ocasiones, más efectivas que las largas. 

2) Céntrate en el estilo de yoga que más te apetezca

Si estás reventado, ¿no crees que tiene más sentido practicar un estilo acorde a tu estado de ánimo? Por supuesto no quiero decir que tengas que desechar el yoga dinámico inmediatamente. ¡Para nada! Simplemente que quizá es preferible que antes de ponerte a practicar posturas en modo automático o que vayas a clase de tu profesor porque toca, te preguntes qué tipo de cansancio tienes y qué yoga le iría mejor. 

Por ejemplo, si tu cansancio es mental y necesitas moverte para sacudir los malos pensamientos de tu cabeza, quizá un  hatha suave o incluso un vinyasa movidito, te vengan requetebién. Pero si tu cansancio es físico y te duele el cuerpo por haber estado limpiando, conduciendo o simplemente trabajando de manera muy física en las últimas horas, quizá es preferible dejarse llevar por un hatha relajante, un yin reparador o una sesión de yoga terapéutico. 

¡En mi escuela online tienes 4 estilos para elegir según tu estado de ánimo y energía!

3) Pon el foco en lo que más necesites

Si tienes la oportunidad de practicar yoga en casa los días que el cansancio te aplaque, mejor que mejor. 

La razón es muy sencilla. En clase practicamos lo que el profesor nos tiene preparado cada día, que no siempre coincide con lo que más necesitamos. Sin embargo, cuando estás en casa, puedes elegir a la carta el yoga que mejor te venga. Por ejemplo, si te encuentras cansado por haber trabajado todo el día delante del ordenador, en mi escuela online tienes sesiones para descontracturar trapecios y cuello. Si, por el contrario, tu cansancio es más mental, tengo sesiones de yin relajantes para soltar todas las preocupaciones. 

Recuerda, si un día te sientes incapaz de ponerte sobre la esterilla por arrastrar un cansancio descomunal, pregúntate qué yoga necesitas para sentirte mejor, elige un estilo acorde y un ratito nada más. Verás como no solo cuesta poquito ponerse, también subirá tu energía y descansarás mejor por la noche.

¿Te ha gustado este post? ¡Comparte o déjame un comentario más abajo!

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¡Imagínate poder sustituir un Ibuprofreno por la clase perfecta de yoga online! Así es la escuela Yoguineando para ti.

Clases gratuitas

Y para que puedas comprobarlo, aquí tienes un par de sesiones de yoga GRATUITAS. Pertenecen a mi escuela online, pero te las ofrezco gratuitamente para que puedas comprobar lo que una sesión de yoga especialmente pensada para el cansancio, puede hacer por ti. 

Otras clases que encontrarás en mi escuela online

Yoga cuando estás molido II
35 min
Yin terapéutico
Principiantes

En esta sesión buscamos descansar así que exploraremos posturas yin básicas y accesibles para todos. El fin en este yin terapéutico no es estirar ni sentir la sensación de elongación en las fascias o músculos como sería en una clase de yin normal, sino el descanso terapéutico y el encuentro de las emociones para soltar y dejar ir aquello que no nos sirve.  Sumérgete en esta sesión de descanso y terapia para tu cuerpo y mente. Necesitarás un bolster/almohada y quizá cojines o mantas.

Yoga después de trabajar
Clases de 10-40min
Hatha y yin
Principiantes

Cuando vuelves de trabajar no te apetece yoga, lo sé. Pero lo necesitas. Por eso estas clases van directas al grano: trabajamos una dolencia en concreto derivada de tu trabajo habitual (lumbar, cervicales, muñecas, piernas cansadas, etc.) y  la reparamos con asanas y respiración en sesiones llevaderas y hasta disfrutables. De este modo sentirás que el tiempo dedicado a tu bienestar tiene su recompensa, ¡influirá directamente en tu trabajo!

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Julia Arteaga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@yoguineando.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Entradas relacionadas