Ciclo de espiritualidad: los nadis (capítulo 2)

Los nadis son canales de energía que circulan por el cuerpo transportando prana. Son como nervios, pero no me refiero a nervios reales: no puedes practicar un corte en la piel y encontrarlos, como sí podrías hacer con las venas o los músculos. Son canales sutiles, astrales, de energía, no se pueden ver pero sí experimentar. Dicen que hay hasta 72.000 nadis en todo el cuerpo, pero el top 3 lo foman: ida, pingala y sushumna. A continuación, encontrarás una breve explicación de cada uno de ellos,

PINGALA NADI

Pingala es nuestra parte yang. Significa ‘león’ en sánscrito, y se corresponde con el nadi solar, una fuerza caliente y estimulante por naturaleza. Controla todos los procesos vitales y se asocia con la parte más masculina de nuestra personalidad. A menudo es representado por un color rojo fuego, que simboliza su explosiva vibración.

Quienes se caracterizan por una dominación de pingala en su personalidad, demuestran ser intensos y pasionales. Tienen una gran creatividad, pero a menos que saquen su lado ida, no les será posible dirigir toda esa pasión y creatividad hacia algo constructivo.

IDA NADI

Ida es nuestra parte yin. Significa ‘confort’ en sánscrito. Es el nadi lunar, por lo que se caracteriza por ser frío e introvertido por naturaleza. También se asocia con la parte más femenina de nuestra personalidad y con todos los procesos mentales. A menudo este canal energético es representado por los colores blanco o azul, que lo asocian con su poder de vibración sutil.

Las personas en las que ida domina sobre pingala se caracterizan por ser amables y tener una clara tendencia maternal. Tienen mucho potencial, pero les falta motivación y determinación, cualidades solo posibles de ser manifestadas a través de pingala y sin las cuales no podrán convertir ese potencial en algo productivo.

SUSHUMNA NADI

Sushumna nadi se encuentra justo en la columna vertebral, a lo largo de la espina dorsal. Es el canal neutral, donde la conciencia plena tiene lugar. Por él circula la energía kundalini para alcanzar el séptimo chakra en samadhi. En este canal los pensamientos están llenos de pureza, sabiduría y paz.

Si trazamos un paralelismo entre nuestro cuerpo y una red viaria, los coches serían nuestros pensamientos, que van circulando por los nadis o carreteras de energía, y sushumna actuaría de vía principal, desde la cual el resto de vías (autopistas, carreteras secundarias, caminos) se ramifican. Es el eje central y actúa de guía. Es como si te subieras a un puente que cruza una autopista: solo desde este punto podemos ver claramente el movimiento de los coches (nuestros pensamientos) y entenderlos.

Para entendercómo actúan en el cuerpo y cómo trabajarlos para aprovecharlos al máximo no te pierdas las explicaciones más divertidas en mi libro Yoga con humor, editado por Larousse. También puedes leer las primeras hojas del libro suscribiéndote a mi newsletter.

¿Te ha gustado el post?

¡Comparte o deja un comentario más abajo!newsletter YoguineandoTQuiero suscribirme

4 comentarios en “Ciclo de espiritualidad: los nadis (capítulo 2)

Deja un comentario