Secuencia para finalizar tu práctica de yoga

Secuencia para finalizar tu practica YoguineandoT

¿Eres de los que empieza a practicar muy motivado  y al primer signo de cansancio acabas enrollando la esterilla dando por finalizada la práctica? ¿Eres de los piensa que savasana solo vale la pena hacerla en clase?
Cuando comienzas a hacer yoga en casa tu práctica se vuelve un tanto casual. Incluso aunque seas constante y practiques cada día, la elección de posturas y secuencias suele ser un tanto desordenada y sin sentido. Calientas un poco la espalda, saludas al sol, pero después las secuencias te las inventas, total, nadie te ve, y no eres profesor de yoga, ¡bastante sabes tú cómo secuenciar una práctica! Así que comienzas a hacer esa postura que tanto te gusta, porque se te da genial. Sabes que hay que aguantar adho mukha svanasana o el perro mirando hacia abajo por lo menos 5 respiraciones pero bueno, el profesor no está en tu casa,  así que dos respiraciones y listo, o mejor, te la saltas. Al cabo de un rato ya te estás cansando, el corazón te late en el pecho fuerte, estás sudando y tu respiración parece que se ha descontrolado, ¿qué más posturas hago si ya lo he dado todo? ¿paso a savasana directamente? Quizá te tumbes un segundo porque el cuerpo te lo pide, pero la mente entonces te cuenta cosas muy interesantes en las que pensar. Seguramente también tengas puesto Spotify y la canción que suena es de subidón (porque has acabado antes la práctica de lo que pensabas) por lo que más que relajarte, te entra azogue. Con todo lo que tienes que hacer, te levantas y das por finalizada tu práctica de hoy con gran satisfacción.
¡No, señor!
¿Quieres una práctica de verdad? ¡Hazlo como Shiva manda!
En sucesivas newsletters, te enviaré secuencias para el principio y para la mitad de tu práctica pero hoy empezaremos por el final, porque es muy importante y solemos saltárnoslo siempre. Aquí tienes una pequeña secuencia para cerrar tu práctica independientemente de las secuencias que hayas hecho antes:

1) Baddha konasana: A parte de ser ideal para comenzar a relajar el sistema nervioso, estira ingles y alarga la espalda. Precaución: no dejes nunca que la espalda baja se curve, ve flexionando manteniendo la espalda recta.

2) Setu bandhasana: Aquí trabajamos la parte opuesta del cuerpo y abrimos vientre y pecho a la vez que fortalecemos hombros, espalda, glúteos y piernas. Precaución: mantén las rodillas por encima de los tobillos y los pies paralelos entre sí. No dejes que las rodillas se abran hacia afuera o comprometerás la articulación de las rodillas y del sacro.

3) SarvangasanaCuando dominamos esta postura resulta extremadamente relajante. Además, masajea los órganos internos, mejora la circulación y estira el cuello y la espalda. Precaución: no la realices si sufres de cifosis o problemas en las cervicales. (Importante: desde hace años he dejado de practicar esta postura por creer que tiene más contraindicaciones que beneficios, si quieres saber más esta opinión, haz clic aquí).

4) Matsyasana: Suele impresionar cuando la ves desde fuera pero es muy fácil de realizar y profundamente beneficiosa. Todo el peso está en los antebrazos por lo que el cuello no sufre. La apertura de pecho y de garganta proporciona una mayor capacidad para respirar y una gran sensación de libertad. Precaución: Evitar en caso de lesiones graves en las cervicales.

5) Savasana: En esta postura nuestra misión es localizar los puntos de tensión y relajarlos a través de la respiración. En savasana no estiramos ni fortalecemos nada más que la mente y la conciencia que pongamos en ese momento permitirá terminar de relajar nuestro sistema nervioso y, por lo tanto, completará nuestra práctica.

Esta secuencia lo que trata es de equilibrar y compensar tu espalda. Tiene ligeras flexiones y extensiones de espalda para crear espacio entre las vértebras y compensar los posibles desequilibrios realizados anteriormente. También busca relajar poco a poco el sistema nervioso, para llegar a savasanacon el cuerpo libre de tensión y una respiración lo más constante y fluida posible, para entonces trabajar en la atención plena. Omitir este paso, entonces, es saltarte una parte muy importante del yoga y muy beneficiosa para tu cuerpo y tu mente. Si ya has llegado hasta ahí, ¿por qué no quedarte 5 minutos más?

Si quieres saber más sobre esta secuencia, cómo realizar exactamente cada una de las posturas y, sobre todo, cómo hacer correctamente y de forma segura una sesión completa de yoga dinámico, te gustará mi Manual de Iniciación al Yoga Dinámico. Para entender por fin la práctica del yoga, paso a paso, desde el principio hasta el final.
Y si quieres realizar estas posturas pero te da yuyu lesionarte, te ofrezco el Manual digital «Cómo evitar lesiones en yoga» para que practiques con total tranquilidad de estar haciéndolo requetebién.

Om Shanti Shanti, Requeteshanti.
Julia

¿Te ha gustado el post?

Descárgate GRATIS esta guía para practicar yoga en casa

7 comentarios en “Secuencia para finalizar tu práctica de yoga

  1. Hola! Estoy practicando durante el confinamiento y en el último mes he incluido la postura de la vela y la del arado, y coincide con que tengo inflamadísima la tripa, ¿puede ser que la postura de sarvangasana esté contraindicada en este sentido, porque baje reflujos ácidos o algo así? Gracias!

    1. Hola Anaís:

      ¡Muchas gracias por tu mensaje!
      Me encantaría poder ayudarte pero no conozco tu historia clínica y tampoco soy médica.
      Sí que es cierto que la postura de la vela y del arado son invertidas y eso hace que todo en el cuerpo se ponga «patas arriba».
      Este post es viejo y además lo daré de baja porque sarvangasana no es una postura que yo practique desde hace años por sus contraindicaciones. De hecho, en este vídeo te hablo de ella: échale un vistazo https://youtu.be/CqDinBENfLs
      Insisto en que no sé si es causa directa, un factor que influye o no tiene nada que ver esos reflujos con la postura. Quien mejor te lo podría decir es tu médico, sin duda.
      Espero haberte ayudado. Te mando un abrazo grande

      1. ¡Muchas gracias Julia! Sí que me has ayudado, he visto el video y me ha convencido totalmente. No voy a volver a practicar vela ni arado (las otras dos no las hacía), tengan o no tengan que ver con lo que te comentaba del estómago: con lo que dices es más que suficiente para pasar de ellas. Difundo para que llegue a más gente, gracias!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.