Dolor de pubis en la postura de la langosta o salabhasana

En salabhasana o la postura de la langosta lo que suele pasar es esto: dolor de hueso púbico. Y es que, fíjate bien en la viñeta, ¡estamos haciendo un equilibrio de pubis! 

Antes de hablar sobre este problemilla, aprovecho para contarte algo más:

Cómo entrar en la postura

Tumbado boca abajo y con los brazos estirados a los lados del cuerpo, vas a hacer lo siguiente:

  • Levanta el pecho y los hombros primero, juntando las escápulas
  • Sube la cabeza alargando el cuello hacia el cielo  y, si no tienes problemas cervicales, puedes extenderlo un pelín hacia atrás, sin llegar nunca a tu tope. No relajes nunca del todo el cuello.
  • Estira los brazos hacia atrás y créete Baby en Dirty Dancing, imaginándote a un Patrick levantándote desde las caderas
  • Sube las piernas apretando ligeramente los glúteos, mantenlas juntas o sepáralas, como mucho, al ancho de tus caderas
  • Abre pecho y sigue elevándote o mantén

Cómo respirar en salabhasana

Sé que es complicado dado que tu tripa está presionado el suelo y es posible que al tomar inhalaciones y exhalaciones profundas tu cuerpo se balancee hacia delante y hacia atrás como la mecedora vieja de la casa del pueblo. Sin embargo, es preferible eso antes que aguantar la respiración y estar penando en la postura. Trata de relajar la mandíbula, mantener una respiración constante mientras la sostienes estoicamente.

Pequeño inconveniente…

Como ya hemos visto, salabhasana puede comportar cierto dolor en la zona púbica, dado que sostenemos el peso justo ahí. ¿Solución? ¡Coloca una manta debajo del hueso púbico! 

Normalmente, de hecho, en clase o en casa no solemos hacer esta postura aisladamente sino que la repetimos o la aguantamos un tiempo, así que tómate la molestia de colocar la manta para poder disfrutar de la postura.

Grandes ventajas

Esta postura fortalece muchísimo los músculos de la espalda. Es genial para personas con problemas lumbares. Eso sí, antes de ir a la postura final, debemos dejar que la espalda se conciencie primero del enorme esfuerzo que va a hacer realizando antes unas cuantas elevaciones de piernas, brazos y pecho, uno cada vez de manera aislada. 

Y recuerda, en esta postura, si sufres de dolor púbico, ¡no dudes en usar tu manta!

¿Te gustaría aprender a hacer otras posturas? Tienes más de 40 posturas perfectamente explicadas y secuenciadas en una sesión de yoga en el Manual de Iniciación al Yoga Dinámico. Para que aprender yoga sea divertido y efectivo.

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¿Te ha gustado el post?  ¡Comparte!

newsletter YoguineandoT

Quiero suscribirme

4 comentarios en “Dolor de pubis en la postura de la langosta o salabhasana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.