3 tipos de personas en savasana

F8A9EFEF-D844-453B-AA97-0B726F99E3E3

Al final de una clase de yoga todos adoptamos la misma posición, savasana o postura del cadáver, para asimilar todas las posturas realizadas con anterioridad y darle al cuerpo y a la mente la oportunidad de relajarse, recibiendo así todos los beneficios del yoga.

Sin embargo, esta postura despierta emociones muy diversas en los practicantes. Está aquel que no encuentra nunca la postura y no para de moverse, aquel al que le da un ataque de tos y lo pasa fatal… pero, los tipos más comunes son los siguientes:

  1. MARI AGRADECIMIENTOS: Aquella persona que sabe para qué sirve savasana, por qué la practicamos y la aprovecha al máximo, dando gracias cada vez que llega y poniendo toda su atención para relajarse conscientemente. Su felicidad se ve truncada cuando el profesor anuncia el final de la relajación y siempre espera que se arrepienta y les conceda unos minutos de gracia. Nunca sucede y se promete a sí misma que la próxima vez le cundirá más.
  2. MARI ANSIAS O MARI NERVIOS: Aquella persona que ama el ashtanga, el vinyasa flow, power flow, rocket o cualquier estilo que le haga sudar, llevar el corazón a mil y le desafíe a conseguir mantener el aliento sin desfallecer. Sin embargo, le cuesta volver a la calma. Eso significa enfrentarse con sus pensamientos, o peor, con el silencio. «¿Qué hago yo parado pudiendo estar moviéndome?». Algunos hacen un esfuerzo por ver qué es eso de la relajación, otros repasan la lista de la compra, situaciones pasadas o prevén el futuro. Pero todos los Mari Ansias está deseando salir de savasana.
  3. JOSE RONQUIDOS: Aquella persona que entra en coma en cuanto oye al profesor decir «ahora nos preparamos para savasana». Concibe esta postura como la siesta yogui por excelencia y no se la salta nunca, por más que intente mantenerse despierto. Se relaja hasta tal punto que no necesita manta, ni ajustes, ni relajación guiada. A veces hasta sueña, se le cae la cara hacia un lado y babea. En las primeras clases, cuando el profesor indicaba «volvemos poco a poco…» pega un brinco y se medio avergonzaba. Ahora solo se despierta cuando encienden las luces.

Y tú, ¿qué tipo de savasanero eres? Deja tu comentario más abajo 🙂
Viñeta publicada en el número de marzo de 2019 de la revista Yoga Journal España.

¿Te ha gustado el post?  ¡Comparte!

newsletter YoguineandoT

 

Quiero suscribirme

Te va a interesar un montón…

28 comentarios en “3 tipos de personas en savasana

  1. Cuando empece a hacer yoga era Mari ansias, no era capaz de calmarme y la mente iba a mil por hora. Pero ahora que ya llevo un tiempo haciendo yoga, soy Mari agradecimientos, es maravilloso y no quiero volver de la relajación de lo a gusto que estoy. Con esto no quiero decir que mi mente se haya calmado, esto es más complicado, pero consigo relajarme, que en los tiempos que vivimos ya es bastante logro.

    Namaste
    Patry.

  2. jajajaja… tengo una mezcla entre Mariagradecimientos… y Mariansias… aunque también Mariaparecidos… que alguna experiencia he tenido… o creído tener !! vayaaaaa telaaaaa !!

  3. Mariagradecimientos son ninguna duda, aunq me resulta dificilísimo apartar pensamientos ajenos pero cada día lo sigo intentando y prometiendome hacerlo mejor cada clase. Me encanta😙

  4. Jaja alguna de esas he sido jaja ahora en mis clases hay de todos , es la mas dificil al enfrentarse a si mismo el practicante aparrece el mono loco saltando y ese el comienzo del conocimiento del funcionamiento de su mente mono
    Graciaa julia 😉😉

  5. Entiendo a Marigradecimientos, salir de ese estado con lo bien que se está, es pain in the ass ! Y Jose ronquidos?? Ya se podia llamar Pedro, a ver que pasa!!😅😅. Facil quedarse en coma😂 como él . Buenas definiciones, queremos mas!!😉

  6. Estoy en la línea de JOSE RONQUIDOS, aunque ni ronquidos ni sobresaltos, me relajo, a veces dormito 3 o 4 minutos y me levanto tranquilamente sin sobresaltos ni intranquilidad por haberme dormido, tampoco me afecta el comentario de «hoy te has dormido»
    Gracias

    1. Jajaja me parece genial que no te afecte ese comentario, no debería hacerlo. Es mejor si no te duermes pero, si lo haces, ¡disfrútalo! Un abrazo Jose

  7. Mari agradecimiento hasta que me toca un José ronquidos al lado y me destroza la clase y la relajación. No sé que hacer cuando me toca y hasta salgo enfadada al final.

    1. Ana, no eres la única a la que le pasa… habla con tu profesor, pero igualmente él/élla solo podrá advertir a jose ronquidos de que eso está feo, pero no podrá hacer nada más. Aislarse de los sentidos es otra rama del yoga además de un gran desafío. Mucha suerte y ánimo. Besos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.