UTKATASANA EN EL BAÑO

Sé que un retrete público es la esterilla de yoga más asquerosa donde jamás hayas podido hacer yoga. Pero si eres mujer, has hecho utkatasana o la postura de la silla más de una vez y puede que ni te hayas enterado. Durante la Feria de Albacete, he tenido que recurrir tantas veces a mis habilidades yóguicas que hasta he aprendido a querer esta postura.
Puede que ahora tenga que volver a una dieta más vegetariana. O repasar uno a uno cada uno de los kriyas o técnicas de purificación corporal para recuperar, aunque sea, un mínima parte de mi ser de antes de la feria. Pero al menos ahora tengo unos cuádriceps que ya los quisiera Ronaldo para sí…

¿Te ha gustado el post?

¡Comparte o deja un comentario más abajo!

Quiero suscribirme

¡Mira otros recursos Yoguineando!

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas