6 verdades sobre trabajar en un estudio de yoga

humor, yoga en españa, yoga en londres

¿Eres de los que cree que en un estudio de yoga reina la paz y la armonía? ¿Crees que los profesores de yoga van por la vida descalzos y postrándose ante la gente con un namasté? ¿Piensas que los practicantes de yoga son personas tranquilas y totalmente desestresadas? Déjame decirte que estás muy equivocado. Yo también pensaba así hace un par de años, cuando sólo practicaba por mi cuenta o en centros muy pequeños (donde solo había uno o dos profesores). Sin embargo, después de casi 2 años trabajando en un estudio de yoga en Londres con más de 12 clases diarias y relacionándome con profesores de yoga y otras personas del sector, he llegado a 6 conclusiones.

Ajustes que gustan, ajustes que desajustan: cómo corregir en yoga

Formación de profesores, humor, posturas de yoga, Profesores

collage ajustes YoguineandoT

El tema de los ajustes es muy controvertido en yoga, no sólo por la forma de llevarlos a cabo, sino también el por qué. Muchos son los que opinan que ajustar da lugar a más lesiones que a progresos, no obstante, la mayor parte de los profesores los realiza en sus clases. La cuestión hoy es cómo ejecutarlos para no despertar reacciones indeseadas en nuestros alumnos. Soy de las que les encanta que en yoga el profesor se ocupe de ajustar más que de demostrar. Pero es importante controlar la intensidad del «tocamiento». A continuación encontrarás unas cuantas claves: