6 verdades sobre trabajar en un estudio de yoga

humor, yoga en españa, yoga en londres

¿Eres de los que cree que en un estudio de yoga reina la paz y la armonía? ¿Crees que los profesores de yoga van por la vida descalzos y postrándose ante la gente con un namasté? ¿Piensas que los practicantes de yoga son personas tranquilas y totalmente desestresadas? Déjame decirte que estás muy equivocado. Yo también pensaba así hace un par de años, cuando sólo practicaba por mi cuenta o en centros muy pequeños (donde solo había uno o dos profesores). Sin embargo, después de casi 2 años trabajando en un estudio de yoga en Londres con más de 12 clases diarias y relacionándome con profesores de yoga y otras personas del sector, he llegado a 6 conclusiones.

4 claves para decidir si hacer esa formación en yoga

Formación de profesores, humor, Profesores, yoga, yoga en españa, yoga en londres

decidir YoguineandoT

En un mundo informatizado donde todos, incluso los yoguis, saben más de marketing que de yoga, son muchos los estímulos en forma de impresionantes fotografías de yoga que ofrecen formaciones la mar de atractivas. Sus precios suelen resultarnos descomunales o caros tirando a no-sé-qué-riñón-dar-si-el-derecho-o-el-izquierdo. Por eso decidir si lo hacemos o no cuesta más de un dolor de Ajna chakra.

Clases de Dharma Yoga en Londres: Emi Tull

estilos de yoga, Profesores, yoga en londres

El Dharma Yoga es un estilo bastante particular. Fue creado por Dharma Mittra y se caracteriza por ser un yoga muy intenso y dinámico con posturas invertidas, muchas flexiones de espalda y equilibrios con los brazos. Generalmente es un tipo de yoga que despierta respeto en los estudiantes, sobre todo en los principiantes. Esto no quiere decir que no pueda hacerlo cualquiera.

Eventos de yoga en Londres: Yoga for Syria

yoga en londres
IMG_20160417_115529

Clase de yoga en Yoga for Syria, en Londres. Foto @yoguineando

Ayer me invitaron a un evento de yoga ilimitado para los refugiados de Siria. Las clases tenían lugar desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, con los mejores profesores de yoga de Londres, de los más variados estilos y en un lugar bastante especial: The Ugly Duck, cerca de London Bridge.

Las clases se daban en tres estudios distintos, el más bonito, sin duda, el de la foto que es el estudio de la planta superior. En la planta intermedia tenían varios stands con comida orgánica, tés y dos puestos más para comprar libros. Con la compra de los tickets podías entrar en varios sorteos, uno de ellos un viaje a algún país exótico de Asia.