Postura del gato o Marjaryasana

Esta variación de Marjaryasana (postura del gato) es un alivio para las rodillas sensibles al levantarlas del suelo y un mayor esfuerzo de abdominales y glúteos al tener un punto menos de apoyo. Se trata de un estiramiento maravilloso para toda la espalda y el cuello. Tu columna te lo agradecerá.
Te enfrentarás “cara a cara” con tus pechos, ¿qué relación tienes con ellos? Quiérelos incondicionalmente, sea cual sea tu forma, tamaño y color.

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Quiero suscribirme

 

¡Te va a encantar!

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas