Postura del gato o Marjaryasana

marjaryasana-yoguineandot

Esta variación de Marjaryasana (postura del gato) es un alivio para las rodillas sensibles al levantarlas del suelo y un mayor esfuerzo de abdominales y glúteos al tener un punto menos de apoyo. Se trata de un estiramiento maravilloso para toda la espalda y el cuello. Tu columna te lo agradecerá.
Te enfrentarás “cara a cara” con tus pechos, ¿qué relación tienes con ellos? Quiérelos incondicionalmente, sea cual sea tu forma, tamaño y color.

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

newsletter YoguineandoT

Quiero suscribirme

 

 

¡Te va a encantar!

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

3 claves para ganar equilibrio en yoga

Ganar equilibrio y volar sobre tu esterilla para una mayor paz mental ¿Para qué queremos equilibrarnos sobre los brazos, las piernas o miembros inverosímiles del