Yo me quedo en casa haciendo yoga

Las cosas van cambiando por minutos e incluso segundos.

Ayer me hacía gracia la viñeta que subí, hoy ya no.

El coronavirus tiene poca mortalidad pero es MUY contagioso y es muy fácil que nos contagiemos rápidamente y colapsemos los hospitales. De hecho, ya está pasando.

Yo soy autónoma, vivo principalmente de dar clases presenciales de yoga pero he decidido cancelarlas para evitar contagios. No basta con llevar tu esterilla, lavarte las manos o rociarte en alcohol.

Quédate en tu casa.

Teletrabaja si puedes, habla con tus amigos y familiares por Skype, lee todos los libros que siempre has querido leer y no encontrabas el tiempo, agota todas las películas de Netflix y raciona la comida (en vez de saquear los supermercados). Y, por supuesto, aprovecha para hacer tu práctica solo.

Cuánta gente me escribe diciendo que quiere ser constante en su práctica de yoga, ¡pues, ala, a aislarse y a obligarse!

En mi web tienes un montón de recursos gratuitos para practicar en casa y otros de pago que están la mar de bien.

Sin excusas.

Normalmente me lo tomo todo con humor, pero el coronavirus ya no.

Om shanti shanti quedateentucasashanti
Julia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.