Qué es un vinyasa y para qué sirve en una sesión de yoga

Vinyasa significa unir la respiración con el movimiento y en yoga se utiliza para enlazar posturas, unas con otras, de forma fluida y dinámica sincronizándolas con la respiración. En una sesión de vinyasa flow o yoga dinámico las secuencias de posturas pueden cambiar. Sin embargo, como cada secuencia de posturas tiene un propósito, al final de cada secuencia, solemos finalizar con lo que llamamos un vinyasa para compensar.

Este vinyasa es una minisecuencia fija que sirve de transición y se corresponde con phalankasana o plancha, chaturanga o la postura del bastón, urdhva mukha svanasana o perro mirando hacia arriba y adho mukha svanasana o perro mirando hacia abajo.  Durante una sola sesión de yoga dinámico se puede realizar entre 7 y 20 veces, dependiendo del nivel y de la intensidad de la sesión.

Personalmente encuentro el vinyasa bastante avanzado para realizarse tantas veces en clase y puede lesionar hombros y lumbares si los hacemos como churros sin tener ni idea. No obstante, es una transición fácil de adaptar para principiantes, sería así: phalankasana o plancha, ashtanga namaskar o rodillas-pecho-barbilla, bhujangasana o cobra y adho mukha svanasana o perro abajo.

El objetivo del vinyasa es compensar cualquier sobreesfuerzo en la columna derivado de la secuencia anterior de forma que entramos a la siguiente preparados para darlo todo otra vez. Sin embargo, a veces una sesión con demasiados vinyasas puede dejarte hecho un escombro. Siéntete libre de sustituirlos por una simple contrapostura como balasana o el niño o solo adho mukha svanasana o el perro abajo.

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¿Te gustaría perfeccionar estas posturas para poder hacer los vinyasas de forma segura, adquiriendo fuerza de brazos, de core y flexibilidad para tus piernas y caderas?
¡Tienes la solución en este curso online «Saluda al Sol como Shiva manda!

9 comentarios en “Qué es un vinyasa y para qué sirve en una sesión de yoga

  1. muy buen comentario, yo al pricipio hacia todo corrido tenia 66 años ahora hago medio en cada transición , tengo 70 años gracias por tus aportes
    Cristina

    1. Haces muy bien, Cristina. Siempre es la práctica la que ha de adaptarse a nosotros y no al revés. Gran ejemplo a seguir el tuyo. Muchas gracias por tu aportación. Un abrazo 🙂

  2. Tengo un problema grandísimo con el vinyasa, al pasar de plancha al rodillas-pecho-barbilla no me libro de un crujido de codos con el correspondiente dolor, en mi juventud más inconsciente hice flexiones por encima de las posibilidades de mi cuerpo y ahora me acuerdo de eso en toda mi práctica de yoga, el vinyasa está en todas partes!! jajajaja. Sustituirlo por el niño no me deja del todo contenta, ya que me quedo con la sensación de que no enlazo bien y además también me molestan algo las rodillas (estoy fatal, jajaja). Suelo pasar de la plancha a la cobra, pero no sé si será bueno para mi espalda. Besos!! muchas gracias por el post.

    1. Hola Natalia, ¡gracias por tu mensaje!
      Creo que haces muy bien en adaptar la práctica a tu cuerpo. Eso está genial, sin embargo, eso de «no sé si será bueno para mi espalda» probablemente lo pienses porque ya has notado que muy placentero no es… Yo te recomendaría dos opciones:
      1) pasar de plancha a perro abajo (es decir, no hacer extensión de espalda de ningún modo) De manera aislada puedes hacer la postura de la esfinge, si quieres
      2) desde plancha, apoyas rodillas y, manteniendo activo el abdomen, haces una cobra doblando los codos lo que te sea posible sin dolor (si los codos están estirados es muuuuyy intenso para tu espalda).
      Si la segunda opción no te sienta bien, entonces haz la primera. Es preferible quedarse sin cobra que provocarse más lesiones…
      Te mando un beso y buen finde! Espero que te haya ayudado

  3. Genial! sí me ha ayudado muchísimo, porque apoyando primero las rodillas antes de pasar a cobra me noto mi espalda mucho mejor, mil gracias! Saludos!

Responder a Cristina Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.