Postura del gato o Marjaryasana

marjaryasana-yoguineandot

Esta variación de Marjaryasana (postura del gato) es un alivio para las rodillas sensibles al levantarlas del suelo y un mayor esfuerzo de abdominales y glúteos al tener un punto menos de apoyo. Se trata de un estiramiento maravilloso para toda la espalda y el cuello. Tu columna te lo agradecerá.
Te enfrentarás “cara a cara” con tus pechos, ¿qué relación tienes con ellos? Quiérelos incondicionalmente, sea cual sea tu forma, tamaño y color.

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

newsletter YoguineandoT

 

Quiero suscribirme

 

Deja un comentario