Por qué no progreso en yoga

hanumasana-progreso-yoguineandot.png

Qué frustrante es practicar y practicar y seguir practicando y que tus isquiotibiales no den más de sí. Aún encima vas a internet y no ves nada más que fotos del progreso de yoguis con posturas ridículas en el antes y otras inverosímiles en la del después. Y para colmo, entre una y otra postura a veces han pasado 3 meses e incluso 3 cuartos de hora. Sin embargo, en tu caso, para que tus músculos cedan un milímetro hace falta sudor, lágrimas y unos cuantos miles de lustros de más sudor y más lágrimas.

¿Quién dijo que el yoga era fácil? Aquellos que no lo han practicado. Pero no estamos aquí para hacernos contorsionistas, ¿verdad? El circo es divertido pero, ¿es ese tu objetivo? El yoga pretende hacernos sentir mejor a través de conseguir un cuerpo más flexible, fuerte y equilibrado. Pero el objetivo último es que, mientras conseguimos ponernos más fuertes que el vinagre y doblarnos como un chicle, aprendamos a entrenar nuestra mente. Así que, ante todo, no olvides tu objetivo.

Por otro lado, tienes que saber que el progreso en yoga, no sólo se mide por cuán cerca estás del suelo o de plegarte como una hoja sobre tus miembros. Se mide, sobre todo, por cómo de cómodo eres capaz de sentirte en una postura incómoda. Sí, sí. Como lo lees. En una postura tenemos que sentir sthira (estabilidad) y shukha (ligereza). Mira un momento al chico de la viñeta, ¿en cuál de los dos momentos crees que siente mayor sthira y shukha? Claramente en la foto del después, ¿verdad? Entonces, ¿crees que ha progresado en su práctica?

Los conceptos de progreso o de “ser bueno en yoga” son decididamente erróneos en esta sociedad donde las normas y conductas sociales las marcan los social media y la cultura del postureo, donde lo importante es hacerse la foto llegando más lejos, más abajo y sonreír mientras piensas “a ver si me hacen la foto ya antes de que se me parta la articulación” y, con suerte, quizá lo consigues antes de ponerte morado y desvanecer, ya que lo más probable es que ni siquiera estuvieras respirando bien.

Si alguna vez te sientes estancado en una postura. Vuelve a tu respiración, sonríe y piensa que seguramente la primera vez que la hiciste no fuiste capaz de sonreír. Eso ya es progreso. Recuerda, en la vida y en el yoga, tenemos que conseguir sentirnos cómodos en posturas, situaciones y circunstancias que nos hacen sentir incómodos. ¿Y eso cómo se hace? Practicando y yoguineando 😉

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¿Te ha gustado el post?

¡Comparte o deja un comentario más abajo!newsletter YoguineandoTQuiero suscribirme

 

22 comentarios en “Por qué no progreso en yoga

  1. Hay mucha sabiduría en lo que dices, Yo creo que en el yoga y en la vida, como decía una frase que me gustó mucho, no hay que esperar a que deje de llover sino hay que aprender a bailar bajo la lluvia. Esto es, a partir de lo que hay, bueno o malo, en nuestra vida, saber aprender a vivir con ello y no dejarse nunca hundir ni sobrepasar por las circunstancias, y como todo en la vida es cambiante, lo malo pasará, lo bueno también, pero ese lo podemos tratar de estirar al máximo. Un abrazo. Namasté

  2. BRAVO, BRAVO Y BRAVO!!!
    SUBLIME, Julia.
    No tengo palabras. Eres coherente y realista, como pocos en este mundo.
    Felicidades! No cambies, por fa. 😊😉🕉🕊🕉

  3. Gracias por poner el humor en este punto. Cierto es que siempre habrá personas que midan con un metro y quienes midan con una sonrisa. Ser consciente de esa diferencia ya es un gran paso. En mi caso cuanto mas investigo sobre la filosofia yoguica mas cerca estoy de la sonrisa y mas alejada del metro. Y eso es lo que yo me he propuesto. Me parecio genial tu reflexión. Abrazo fuerte

  4. Hola! efectivamente doy fe de ello, a la vez que doy animo a los iniciados como yo (3 años) que siendo de “madera”, observo como avanzo con la practica y con el paso de los dias cada postura respiro con más facilidad y voy ganando mm a mm, llego a cm, y cm a cm llego a cms de mayor flexibilidad, fuerza y equilibrio.
    Feliz practica diaria.
    Namaste.

  5. Una caricia al a leerte, muchas veces siento que no voy bien , por esto de no ver el avance en la postura física, pero leyendo me doy cuenta de que voy bien, si algo no me falta es sonreír en la práctica.

  6. Pues en efecto el progreso en Yoga es apreciar y querer a tu cuerpo como es, hasta donde llega y aunque es cierto que a todos nos mueve el Ego de vez en cuando ( tampoco hay que sentirse culpable) lo bonito es saber regresar al verdadero estado de yoga que en mi opinión es disfrutar,sentir y aceptar. Acabo de encontrate y me pareces muy interesante. Enhorabuena.

  7. Gracias!! Me encantó el artículo. A veces resulta frustrante no poder hacer la postura “perfecta”… Pero hay que ser amables con nuestro cuerpo y entender que cada práctica y progreso es individual. Soy relativamente nueva en el Yoga, pero una vez que lo probé, me atrapó.

    1. Hola Cinthia:
      Gracias por tu comentario, estoy totalmente de acuerdo contigo.
      Te mando un beso enorme!! Gracias por pasarte por mi blog.
      Om shanti shanti requeteshanti 😉

  8. Hace unos días, estuve tentada de dejar mis clases de Yoga, por frustración, hoy leo este post y comprendo mejor a mi maestra que una persona paciente e intuitiva cuando nos dice que el yoga utiliza el cuerpo para llegar a la mente. Gracias.

    1. Qué bonito leer esto, Isabel, ¡cuánto me alegra que te haya gustado! Te mando un beso enorme y gracias por alegrarme el día.
      Sigue así, el yoga va por épocas. El yoga son emociones y nos ayuda a gestionarlas mejor.

Responder a Cinthia Grajeda Cancelar respuesta