La verdad sobre la respiración en yoga

Cuando comienzas a practicar yoga la respiración te la trae floja… es como lo mínimo que tienes que hacer para sobrevivir. Y, total, ya lo haces inconscientemente, ¿para qué me voy a fijar en ella? Eso sí, cuando vas a tus primeras clases y te toca al lado de practicantes que se lo toman en serio te preguntas:

«¿Por qué la gente respira tan fuerte?»

«¿Es realmente necesario?»

«¿Tienen que gemir? ¿Están tratando de excitar al resto? ¿Qué me dices de los «aahhhh»?»

Al principio te sientes violento como las primeras veces que viste y oíste jugar un partido de tenis.

Sin embargo, te contaré la verdad sobre la respiración en yoga.

La gente no respira fuerte porque sí

Seguramente te ha pasado alguna vez que has salido de yoga sintiendo como que flotas, ¿verdad? Eso no ha sido por las posturas, ha sido por RESPIRAR BIEN durante las posturas. La respiración además regula nuestro nivel de energía (nos aplatana o nos venimos arriba).

Por esto mismo se enfatiza la respiración en la práctica, especialmente si el esfuerzo físico es intenso: para facilitar la que la sangre llegue oxigenada a todas las partes del cuerpo y salgamos de clase como si estuviéramos fumaos. Retener o aguantar la respiración lo que hará será marearte, tus órganos no recibirán el oxígeno que necesitan y evitarás recibir todos los beneficios de la práctica.

Entonces, si oyes al vecino respirar fuerte no significa que se esté insinuando ni pretende fastidiarte, simplemente está realizando una postura que probablemente le esté costando bastante esfuerzo y necesite hacer, por lo tanto, respiraciones más profundas para recibir los beneficios y salir levitando de clase después.

Sí, es realmente necesario respirar bien

No quiere decir que tengas que estar inhalando y exhalando como si estuvieras corriendo una maratón. Simplemente deja que tu cuerpo te diga la cantidad de oxígeno que necesitas. Es decir, si la postura es suave, calmada, solo observa tu respiración y trata de contar la duración de la inhalación, la pequeña apnea (segundos que estás en retención de manera inconsciente y necesaria) y de exhalación. Si la postura, transición o secuencia es más dinámica y exigente físicamente, preocúpate por seguir cogiendo y soltando el aire por la nariz, evitando retener en exceso o respirar por la boca. Si ves que te ahogas y necesitas, sí o sí, tomar aire por la boca, hazlo, no pasa nada. Pero el vello de la nariz es un filtro estupendo para evitar dejar pasar las bacterias o coger infecciones. La boca no tiene ese sofisticado sistema.
Escucha siempre a tu cuerpo y, si por hacerlo tienes que respirar fuerte y al vecino le suena mal o le molesta, que se aguante.

Los «aahhh» tienen su por qué y no, no son para excitar al resto

Muchas veces en clase el profesor te va a animar a que sueltes una exhalación grande por la boca con su «aahhh» correspondiente. Mucha gente se siente incómoda al principio. Pero al ver la capacidad tan grande y placentera de relajar y soltar tensiones, al final está deseando que lleguen y los vive como si estuviera teniendo un encuentro con la persona de sus sueños. No digo yo que haya que gritar como un energúmeno, para eso tenemos los «oms» al final de clase. Pero sí aprovechar el momento para soltar todo el aire y relajar los puntos de tensión que no hemos sido capaces de aflojar antes. Precisamente por esto, normalmente se hace al final de clase antes de savasana o la postura del cadáver para entrar a la relajación más suave que un guante. Sin embargo, si el profesor ve a los alumnos algo más tensos de lo habitual (hay clases de vinyasa que son una tortura china, ¡y venga chaturangas, perros abajo y peso en las manos!) también lo puede usar a mitad de clase al finalizar una secuencia particularmente dura. ¡Y sienta de maravilla!

La clave está en la respiración

Efectivamente antes de hacer yoga no estamos acostumbrados a oír a otras personas respirar. Sin embargo, una vez estás metido en el ajo lo normalizas. Y cuando te conviertes en profesor es lo que más deseas oír. Personalmente prefiero que un alumno tarde el doble en conseguir una postura (o incluso que no la consiga nunca) si al menos saber respirar correctamente.

Mi profesor de ashtanga (los escasos días de mi vida que dediqué a este estilo, no es lo mío) decía que tenía personas que hacían hasta la sexta serie y acababan para ingresarlos, pues eran incapaces de respirar. Sin embargo, otros terminaban la primera sin despeinarse y con más energía que un móvil recién cargado. Probablemente la cuenta de Instagram del primero molaría más que la del segundo pero adivina quién se beneficia más del yoga… Efectivamente, la clave está en la respiración.

La viñeta de este post es absolutamente autobiográfica. Yo era de las que se incomodaba con la respiración de los demás y ahora es música para mis oídos cuando escucho a mis alumnos respirar de forma constante, consciente y fluida.

¿Y tú, cómo respiras en yoga?

Si te cuesta respirar durante las asanas, no sabes cuándo inhalar, exhalar o retener, esta es tu oportunidad para aprender por fin a hacerlo. En mi Manual de Iniciación al Yoga Dinámico te lo explico todo. No sólo te doy una secuencia de clase completa para principiantes con las posturas descritas una a una y una plantilla para seguirla, sino que también encontrarás un vídeo de la sesión completa diciéndote cuándo y cómo respirar. Además recibirás otro vídeo donde te explico cómo respirar en una sesión de vinyasa flow cuando nos es más difícil hacerlo (por ejemplo, cuando tenemos que activar el abdomen). ¡Aprende a terminar tu práctica flotando por fin!

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¿Te ha gustado el post?  ¡Comparte!

newsletter YoguineandoTSuscríbete y recibe GRATIS esta guía descargable

Quiero suscribirme
¿Por qué debería hacerlo?

21 comentarios en “La verdad sobre la respiración en yoga

  1. Genial, julia , como siempre es lo que mas me gusta oír a mis alumnos , la postura no lo es tanto , la clave saber respirar , que escuchen a su cuerpo él les pide . Gracias cielo requetesahanti 😊

  2. Me pssaba lo mismo, solo tengo 2 años pràcticando y definitivamente, cuando entendí mi respiración, todo fue magnifico; logré mejorar mis posturas y mi vida en general hahaha

  3. Mi maestro de pranayama dice «La respiración es audible solo al practicante» , y por su puesto la respiración es vital en la práctica de yoga como mencionas, un abrazo!

  4. como necesitaba saber que no soy la única que no está entendiendo lo de respirar… Este tipo de posts hace que entiendas cosas cuando eres nueva en esto… gracias Julia, me estoy convirtiendo en muy fan tuya

  5. Cuando comencé a hacer yoga, hace unos cuantos años, no le daba mucha importancia a la respiración porque daba por supuesto que eso lo sabía hacer desde que nací. Entonces daba más importancia a hacer bien todas las «posturitas» y quedar monísima haciéndolas. Con el tiempo me he dado cuenta que no era tan evidente que sabía respirar bien y que el mero postureo es algo vacío si no va acompañado de algo más. Y ese más es la respiración, que es el alimento del cuerpo pero también del alma. Hoy estoy en ese camino y lo estoy notando a todos los niveles en mi vida. Muchas gracias, Julia, por haber puesto el dedo en la «yaga» una vez más al tratar este tema. Un abrazo. Namasté y requeteshanti

    1. Gracias, Estrella, por compartir tu experiencia, me ha encantado conocerla y además comparto tu opinión. Un abrazo enorme

  6. Que razón llevas Julia ….la respiración es el yoga , si no la elevas a su lugar no hay nada que hacer ….como tú dices hay veces que te cuesta más una asana y necesitas hacer más profunda tu respiración y ahí es donde viene tu bienestar ; yo sólo sé que voy a yoga que hasta me cuesta andar y salgo flotando en las ☁️☁️☁️ , gracias por tus post , Namaste ohhh santi requetesantiiiii 🙏🏻🧘‍♀️

  7. Qué razón tienes…soy logopeda y tengo tan automatizada y grabada a fuego la respiración para una correcta fonación que soy incapaz de cambiar el patrón en yoga…llevo dos años y aunque avancé algo (creo y espero) es lo que más me cuesta; bueno y que mi mente es bastante puñetera y no suelta el mando oye 🙈

    1. Gracias, Iris, por tu comentario… incluso para los logopedas es complicado, cuando ya tienes un patrón… pero con trabajo y esfuerzo se conseguirá 🙂 Un abrazo enorme

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.