Cómo tomarse el yoga con humor

¿Has oído aquello de que no hay nada serio que no pueda decirse con una sonrisa?

A veces nos tomamos el yoga demasiado en serio, quizás es lo que nos han vendido de siempre, ese aura de misterio y seriedad.

Y esa seriedad que (creemos) es propia del yoga nos hace que nos sintamos ridículos, porque pensamos que se nos «va a dar mal», sobre todo cuando estamos empezando.

Déjame decirte una cosa: a nadie se le va a dar mal el yoga. Simplemente por practicar yoga, ya se te da bien. Y simplemente por eso, ya le hemos quitado seriedad.

Por supuesto, el yoga es una fuente inagotable de bienestar, y eso ya es bastante serio, pero también podemos tomárnoslo con humor, compartir nuestras frustraciones, desfogar y ver que todos «estamos en el mismo barco».

En resumen: tómate en serio la práctica pero diviértete practicando.
Te cuento mucho más en este vídeo: así comencé yo a tomarme el yoga con humor.

Si te quieres tomar tu práctica de yoga en serio pero con alegría, recuerda que puede practicar yoga conmigo (y mi humor) en directo y online.

Tienes toda la información sobre mis clases (presenciales y online) aquí, en este enlace.

Y, por si te lías, tienes una guía para reservar las clases aquí.

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

3 comentarios en “Cómo tomarse el yoga con humor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.