Cómo hacer una torsión en condiciones

Las torsiones son posturas que parecen sencillas, incluso aunque no tengas flexibilidad, parecen no requerir gran esfuerzo y son bastante agradecidas. Sin embargo, es fácil caer en la pereza de simplemente «quedarse en la postura».

Para obtener los beneficios de las torsiones es necesario activar ciertos músculos, relajar otros tantos, proyectar unas partes del cuerpo hacia otras, no hundirse en ciertas zonas delicadas, no olvidarse de otras muy importantes que solemos ignorar, etc., etc.

Como ves, las torsiones tienen su complicación y si no conocemos su técnica, no solo no obtenemos sus enormes beneficios sino que hasta nos podemos hacer daño: compresión en el cuello, tensión en los hombros o dolor lumbar son algunos de los efectos secundarios de una torsión mal ejecutada.

Con la ayuda de mis viñetas y de explicaciones claras, sencillas y divertidas podrás entender todo lo que concierne a las torsiones y a todos los tipos de posturas así como cómo evitar hacernos daño según tu parte del cuerpo más débil. Todo esto en el manual digital «Cómo evitar lesiones en yoga». Hasta el 4 de agosto tienes una super oferta donde te llevas de regalo extras valiosísimos y 5 clases de yoga online conmigo.

¡No te lo pierdas y hazte con él cuanto antes!

 

¿Te ha gustado el post?  ¡Comparte!

newsletter YoguineandoT

Quiero suscribirme

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.