Bhramari pranayama o la respiración de la abeja

bhramari-pranayama-yoguineandot

La respiración de la abeja es muy sencilla de realizar. Debemos de sentarnos cómodamente, en posición de meditación. Con los pulgares tapamos nuestros oídos y posamos el resto de los dedos sobre la cara. Con la boca cerrada cantamos un Om y disfrutamos de las vibraciones que esto provoca en nuestra cabeza. Escuchar desde dentro el sonido de nuestra propia respiración es profundamente restaurativo. Esta práctica calma las emociones, alivia la rabia y la ansiedad porque conecta con nuestras pulsaciones y, por lo tanto, con nuestro propio ser. La práctica regular incrementa la sensación de bienestar. La primera vez que la hice fue en clase de @aliciaortuno y me encantó 🙂

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

¿Te gustaría adquirir productos Yoguineando?

Próximamente abrirá la tienda online. Si quieres ser el primero en enterarte, en recibir ofertas y las nuevas viñetas y posts de Yoguineando, suscríbete a la newsletter.

DSC_4843

Quiero suscribirme

También puedes seguirnos en Instagram, Pinterest, Facebook, Twitter o YouTube.

Copyright © Todos los derechos reservados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s