4 Pasos para encontrar tu formación de yoga

Cuando por fin sabemos que queremos hacer una formación como profesor de yoga,  nos entran siete ansias y media porque la oferta es tan grande, abrumadora y no siempre rigurosa que hace muy difícil la toma de decisión. Si quieres saber cómo encontrar tu escuela que te forme y te convierta en ese profesor de yoga que quieres ser, sigue leyendo.

pasos para encontrar tu formacion de yoga YoguineandoT

1) DECIDE LO BÁSICO E INVESTIGA

Antes de googlear “formación de profesores de yoga” yo lo que haría sería, primero, tomar tres decisiones importantes:

  • Elige la ciudad: Reduce tu ámbito de investigación a tres (o si es una mejor) donde quieras hacer el curso. Si nos ponemos a elegir en 20 la oferta puede ser tan amplia que nos decidiremos cuando los yoguis bailen flamenco.
  • Elige el estilo que quieres enseñar: que no el que te gusta practicar, no tiene por qué ser el mismo. Te puede encantar el kundalini, hatha y yoga en parejas pero quizá sólo te apetece enseñar hatha, por ser más genérico y aprender así las bases del yoga primero. O quizá es al contrario, a lo mejor tienes claro que sólo quieres enseñar un estilo super específico. Pero no hagas cualquiera. Si no lo tienes claro, mejor una formación de hatha y después ya iremos cerrando el abanico.
  • Decide las fechas: “Aún no estoy seguro pero yo voy mirando” ¡no pierdas el tiempo! Si sabes que quieres hacer el curso, ponte una fecha o no lo harás nunca. Realizar un curso de formación de profesores de yoga requiere un compromiso de al menos 200 horas (entre pitos y flautas se te van a ir, al menos 800, cuenta con ello). Búscalas, hazles un hueco en tu apretada agenda y decide, por tu trabajo o circunstancias personales, cuál es el mejor momento. Y no dejes que el curso dicte cuándo debe de ser. Por ejemplo, si en tu trabajo no te permiten coger un mes entero de vacaciones, o sí que puedes pero no en temporada alta, que coincide con las fechas del curso, no nos volvamos locos y dejemos el trabajo para irnos a una formación. Hay muchas muy buenas que se pueden hacer en fines de semana de tres meses, seis o incluso un año. Explora, investiga y luego sopesa.
  • Decide lo que te quieres gastar: Ponte un presupuesto con un límite razonable (no seas rata pero tampoco tires la casa por la ventana). No pagues barbaridades solo porque el profesor es una celebridad sin asegurarte de que es realmente bueno. Y, sobre todo, no te endeudes: ser profesor de yoga es ser un muerto de hambre durante los primeros años de enseñanza así que ten en cuenta que tardarás un tiempo en recuperar tu inversión. Sobre este asunto, te explico más en el post 4 claves para decidir si hacer esa formación en yoga.

Una vez decidido esto me ceñiría a estos cuatro límites (lugar, estilo, tiempo y presupuesto) para ir descartando la oferta que el buscador te va mostrando y así ir reduciendo posibilidades y que te sea más fácil elegir.

2) CREA TU HOJA DE RUTA

Ahora necesitamos un lugar donde ir plasmando toda la información que encontremos para poder organizarla, analizarla y que nos sea más sencillo decidir. Buscar en Google “formación de yoga” e ir mirando página web por página web, te abrumará y hará que a la quinta escuela que mires, te entre el agobio y vayas al frigo a comer algo, entres en Instagram a deprimirte un poco más o te tengas que poner a hacer unas cuantas respiraciones Ujjayis para calmarte.

Lo suyo es abrirte una hoja de Excel y hacer una tabla para ir recopilando los siguientes datos:

  • El nombre de la escuela
  • La ciudad
  • El estilo de la formación
  • La duración
  • El precio
  • Los pros y contras del programa
  • Datos de contacto

3) MANDA E-MAIL A LAS ESCUELAS

Cuando ya tengas un listado razonablemente largo en tu Excel (entre 20-50 escuelas), manda un email general a cada una de ellas del tipo:

Estimado equipo de YogaComoMola School:

He estado viendo vuestro programa y me interesa muchísimo hacer vuestra formación. No obstante, tengo algunas dudas que me gustaría que me pudierais solventar.

En primer lugar, me he dado cuenta que en el programa no dedicáis tiempo a ___________, ¿es porque no lo consideráis importante u ofrecéis algún tipo de curso específico más tarde sobre este tema?

En segundo lugar,____ (duda 2)

Por último,_____ (duda 3)

Gracias por vuestro tiempo.

Om shanti shanti requeteshanti (esto no puede faltar ;P)

En los huecos, rellena tú mismo lo que consideres importante en una formación. Al revisar los programas, comprobarás que son muy parecidos. Sin embargo, hay muchos que no le dedican tanto tiempo a ciertos temas. Por ejemplo, en mi opinión, muchos dedican poco o ningún rato a estudiar los kriyas o técnicas de limpieza, el diseño y estructura de una clase, el marketing de un profesor de yoga, las finanzas, los aspectos legales, etc. Si hay algún tema que te preocupe o que tengas especial interés en estudiar en tu formación, adelante, pregunta sin miedo. En este post tienes algunas preguntas que debes hacerte a la hora de elegir formación.

Esta es la parte que más me gusta, ¿por qué? Porque aquí es donde hacemos la gran criba. Cuando yo mandé el email de rigor a 50 escuelas diferentes, recibí solo 10 respuestas. De ellas, 5 me decían “la información la tienes en la web” y las otras 5 contestaron amablemente a mis preguntas y se preocuparon por mis inquietudes. Esto es clave: cómo te trate una escuela la primera vez que contactes con ellos es, con gran seguridad, la manera en la que te tratarán como estudiante. Si te ignoran ahora, te ignorarán después. Si te contestan pero no se preocupan por tus dudas, no se preocuparán de que quedes satisfecho. Si se aseguran de que te quede todo claro, aprovecharás tu formación con ellos. Así de simple.

Por lo tanto, mandar un email a las escuelas de formación te puede dar corte, pereza o vergüenza, pero te ayudará a saber en qué escuela estás perdiendo tu tiempo y tu dinero y cuál te formará como un buen profesor. Es cierto que siempre existe la posibilidad de que tengan un marketing buenísimo pero luego sean pésimos como profesores. Ahí llegaremos en el siguiente punto.

4) LA DECISIÓN FINAL

Cuando te queden solo 3-5 escuelas por las que no te puedes decidir. Entonces, trata de conocer al profesor que dirige la formación, tomar una clase con él y ver si realmente transmite y su enseñanza te convence. Si no puedes porque está en Londres, Bali o Móstoles y no te puedes presentar en su escuela, entonces, trata de hablar por teléfono con él. Pregúntale por qué debes elegir su formación y no la de otro, qué tienen ellos que no tengan los demás. Si duda, si se pone impertinente, impaciente o no tiene tiempo para ti… quizá es mejor otra escuela. Otra alternativa, si no te apetece “molestarle” puedes buscar reseñas en internet, ¡pero ojo! Esto no es completamente fiable. Si las encuentras buenas, genial, pero si no encuentras nada (ni  malas ni buenas) no te fíes. Conozco un caso particular de una escuela que hacía firmar a su alumnos una clausula (en letra microscópica, claro, para no saber lo que firmas) en la que aceptabas que si hablabas mal de esta formación te retiraban el certificado y, por supuesto, no te devolvían el dinero. ¡Así  que cuidado!

Y por último, fíate de tu instinto, tu intuición, tu ajna chakra estará más activo que nunca, dándole al entrecejo para darte las señales para decidir con lucidez. En cualquier caso piensa que no debe ser una decisión forzada, no debe sentirse como un esfuerzo, “algo que debo hacer”, sino que tiene que ser el momento, el lugar y las circunstancias adecuadas.

Espero que te hayan servido de ayuda estos pasos a seguir para encontrar tu formación de profesor de yoga. Déjame un comentario para saber tus dudas y quizá así, ayudar a más gente.

 

8 comentarios en “4 Pasos para encontrar tu formación de yoga

  1. Hola soy Esther, estuve en el taller que hiciste en Barcelona el 16 de junio.
    Muchas gracias por toda la información, a mi me va a servir para saber como poder enfocar cuando vengan a interesarse en nuestro centro (en septiembre ya empiezo a dar alguna clase y hacer algun taller).

    Nos viene muy bien tener a alguoen como tu.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Hola Esther, ¿qué tal? Me acuerdo de ti, que nos quedamos charlando un ratito después. Me alegro de que te haya servido de ayuda, no sabes cuánto.
      Qué palabras tan bonitas me dices, te lo agradezco de corazón. Espero que nos volvamos a ver pronto. En octubre vuelvo a Barcelona con Wanderlust. Un abrazo enorme

      Me gusta

  2. Hola corazón. Hermoso tu post. Tengo 52 años y 27 de yoga…mucho no entiendo de internet. Formó profes desde hace 15 años y me encantaría compartir tu publicidad en mí Facebook Bibi Tedeschi. No sé si puedo hacerlo pero sería fantástico. Gracias. Namaste

    Me gusta

  3. Justo estoy en ese momento y es cierto q la oferta es tan variada y apetecible q cuesta decidirse por el lugar mas apropiado
    Me ha ayudado muchisimo tu blog. Espero poder conocerte alguna vez en Barcelona
    Om shanti shanti!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s