2 formas de hacer upavistha konasana o la postura de flexión con piernas separadas (yin y yang)

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, existen a grosso modo dos formas de practicar yoga: de manera yin (pasiva) y de manera yang (activa). Cada estilo de yoga se enmarca dentro de una de estas dos categorías, excepto el estilo yin-yang que, como su nombre indica, combina las dos.

La forma de hacer yin se diferencia de la yang en que las posturas se mantienen durante mucho más tiempo (unos minutos, entre 4-20, dependiendo del nivel) en vez de unas cuantas respiraciones (un minuto como máximo en yang). También en que, la activación de los músculos y bandhas (bloqueo energético a través de contracciones musculares en zonas específicas) en yin es inexistente, mientras que en la práctica de yang juega un papel fundamental.

Por eso, realizar upavistha konasana en una clase de yin y en una de yang son experiencias completamente diferentes.

En ambas, las piernas se separan, apoyamos isquiones en el suelo y dejamos que la zona genital se enraice en el suelo en la medida de lo posible.

Sin embargo, en yin, al ser una práctica pasiva y dejar que los músculos se relajen, permitimos que los pies caigan hacia los lados, que la espalda se redondee al flexionarnos hacia delante y usamos cojines, mantas y blosters para tener algo sobre lo que apoyarnos, dejando que la fuerza de la gravedad nos vaya metiendo en la postura, sin hacer esfuerzo alguno. Cuando comencé yoga, practicar esta postura en yin era lo más parecido a una tortura china, sin embargo ahora es como si me echara una siesta despierta 🙂

En cuanto a upavistha konasana en yang, es totalmente diferente. Al abrir las piernas, flexionamos los pies apuntando con los dedos hacia el cielo y enraizando los talones en el suelo. Los cuádriceps se ponen a tono y activamos el suelo pélvico (parecido a aguantarse las ganas de ir al baño). De esta forma conectaremos bien nuestra base (de pies a pelvis) sobre la esterilla. Antes de flexionar hacia delante, con la inhalación nos alargamos hacia el cielo y, manteniendo la espalda recta, vamos bajando con la exhalación manteniendo uddiyana bandha (ombligo recogido hacia dentro) y mulabandha (activación suelo pélvico). Dejamos de bajar antes de que nuestra columna se quiera redondear y aguantamos con los bandhas a tope, la espalda recta y una respiración tan fluida como un río de whatssaps el día de tu cumpleaños. Las primeras veces, sobre todo si eres un poco rígido, notarás que tu espalda se va hacia atrás. En ese caso, usa cojines y cualquier soporte debajo de tus isquiones para elevar tu pelvis y verás como la cosa cambia 🙂

Lo importante cuando vayas a realizar esta postura es que tengas claro el tipo de práctica que estás llevando a cabo: ¿es pasiva o es activa? ¿quiero hacerla desde la relajación o desde la activación muscular? Si tienes dudas, prueba a hacerla primero de forma yin y luego yang (o viceversa) y siente las diferencias.

Pero, sobre todo, nunca combines las dos. Es decir, jamás hagas upavistha konasana bajando con la fuerza de «cualquier parte», la espalda redondeada y la tripa relajada. O ni se te ocurra relajar todo el cuerpo sobre el bolster o cojín y mantener tensión en algún punto o activar algún bandha. Así no sacarías el beneficio de la postura, no te sería posible disfrutar o, lo que es peor, podrías lesionarte.

En resumen, si practicas yin: relaja la raja. Si practicas yang: usa tus bandhas.

«Julia, es que no sé qué son los bandhas» Aquí tienes una explicación breve y sencilla mientras que en mi libro, Yoga con humor, encontrarás un capítulo entero solo sobre esto.

«Julia, es que no sé qué partes tengo que activar y cuáles relajar en según qué posturas» En mi Manual de Iniciación al Yoga Dinámico tienes las principales explicadas hasta el último detalle, ilustradas con viñetas y guiadas con un vídeo de toda la sesión.

«Julia, tengo miedo de no saber si lo estoy haciendo bien y crearme una lesión» En mi Manual Cómo Evitar Lesiones te explico los principales riesgos, lesiones y posturas más peligrosas para que nunca te hagas daño practicando yoga.

Cuéntame cómo te sientes en upavistha konasana en los comentarios más abajo.

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

Suscríbete a mi newsletter y recibe un regalito de mi parte

2 comentarios en “2 formas de hacer upavistha konasana o la postura de flexión con piernas separadas (yin y yang)

  1. Hola Julia! Gracias x este post! Los encuentro a todos muy instructivos y claros! Mi práctica personal es yang pero en mis clases lo hago yin. He notado que a medida q repito la postura isquitibiales han cedido. Uso siempre los bandhas activos veré de darles respiro a mis alumnos con sus ombligos! Hasta pronto!!! ⚘

    1. Hola Emi, ¡muchas gracias por tu mensaje! Es genial notar que nuestros músculos van cedido y respondiendo a una práctica constante y progresiva. Me alegra que además mis explicaciones te parezcan claras e instructivas.
      En cuanto a tus alumnos, si en tus clases haces la postura en modo yin, yo entonces le daría un respiro a esos bandhas, como dices, y así les sirve para terminar de relajar el sistema nervioso 🙂
      Muchas gracias por tu comentario y por tus palabras. Un besazo

Responder a Emi Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.