Paschimottasana o postura de la pinza

La postura de la pinza proporciona a la espalda un estiramiento muy intenso y beneficioso al doblar la parte superior de nuestro cuerpo sobre la inferior. Los isquios tienen que estar bien apoyados sobre el suelo evitando la retroversión de los mismos. Al comenzar la postura sentados estamos flexionando primero nuestra cadera, la articulación coxofemoral. Después tenemos que subir los brazos y estirar nuestra columna hacia arriba para ir bajando poco a poco, descendiendo primero con nuestras lumbares luego con el resto del tronco y por último los brazos y la cabeza. Si tienes flexibilidad suficiente puedes comprobar si te has depilado bien o si se te ha quedado algún pelo por dentro 😅 antes de sumergirte en el profundo estado de meditación que esta asana proporciona.

¿Te gustaría saber cómo llevar a cabo tus posturas de yoga con seguridad? ¡Consigue mi manual digital Cómo evitar lesiones en yoga!

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Quiero suscribirme

Te va a encantar…

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas