3 trucos para cuadrar tu respiración con la de tu profesora de yoga

Una de las situaciones más frustrantes en yoga es oír a tu profesor decir “inhala” y que te pille exhalando. Te propones escuchar atentamente y tratar de sincronizar tu respiración con la suya pero, claro, tu profe está hablando y en la mayoría de los casos no está haciendo la práctica contigo. Incluso aunque así fuera, ¡es muy difícil, sino imposible, que vuestras respiraciones coincidan! Por eso, ha llegado el momento de explicar, de una vez por todas, como leches se respira en yoga de forma que tu respiración y la de tu profe vaya acompasadas.

Situaciones en las que la respiración en clase se te atraganta

"Mientras mi profesora nos invita a seguir inhalando yo he respirado 4 veces ya"

Mitiquísimo. Ella dice “inhala, sube los brazos, alarga el tronco, crece, estírate hacia el cielo, junta las manos, mira hacia tu dedo pulgar, alarga la coronilla… y ahora exhala”. Lo que para tu profesora es una inhalación hecha con la gorra para ti es inhalar en un segundo y permanecer en apnea otros 10. Ya sientes el cuerpo tensarse y el mareo por la falta de oxigeno sobrevenirte. 

"Inhala, rodillas al suelo, exhala, glúteos sobre talones..."

Hay posturas en las que simplemente no puedes entender por qué se inhala ahí en vez de exhalar. Y te preguntas amargamente en qué puede hacer daño exhalar mientras se apoyan las rodillas en el suelo. Cómo de importante puede ser esa razón como para que tu profesora pierda el tiempo en especificar ese paso.

"Inhala, pierna derecha atrás. Retén en plancha. Exhala, rodillas pecho y barbilla"

Cuando por fin te acostumbras a que se inhala y después se exhala, resulta que también hay retenciones y se marcan como cualquier entrada o salida de aire. Así que cuando llegas a la plancha, tú, que ya andabas exhalando, resulta que ahora tienes que retener. Y estás ahí, con una confusión del copón que cuando pases a la siguiente postura ya no sabrás lo que toca y como mínimo andarás  ya morado de retener o estarás respirando como buenamente puedas, sin importar si el aire está yendo para dentro o para fuera. El caso es sobrevivir.

¿Entonces, cómo respiro bien en yoga?

1. El principio básico para saber cuándo inhalar y exhalar en una postura de yoga

En general, los principios básicos para respirar bien en yoga es usar la inhalación y la exhalación (así como la retención) en los momentos en los que anatómicamente el cuerpo facilite la labor. Es decir, en las extensiones de espalda es más sencillo coger aire que soltarlo, simplemente por la forma que adopta el cuerpo (abriendo y elevanto el pecho, arqueando la espalda). Lo mismo pasa con las flexiones de espalda, es más sencillo entrar en ellas exhalando ya que cerramos el pecho y comprimimos la parte abdominal. También exhalamos al entrar a las torsiones ya que la acción del cuerpo al soltar el aire es de llevar al ombligo adentro y esto facilita profundizar e la torsión. En el resto de posturas como las de acción sobre abdomen, las invertidas o equilibrios de brazos entrar inhalando o exhalando va un poquito más a gusto del consumidor.

2. Prioriza la respiración sobre la postura

Lo importante de la respiración en yoga es que sea fluida. Si tu profesora dice “Inhala” y estás exhalando no pasa nada. No va a haber lesiones por eso. Sin embargo, es frustrante que esto ocurra.. Tienes la sensación de no estar siguiendo bien la clase.

Para que esto no suceda, prioriza la respiración sobre la postura. Tendemos a estar en una postura y que digan “inhala, sube los brazos” y lo primero que hacemos es subir los brazos y después pensamos “vaya, estoy exhalando”. Con el tiempo, a base de ensayo y error, a base de empeñarte en priorizar la respiración, solo entonces cuando digan “inhala, levanta los brazos”, llevarás la atención a en qué proceso de la respiración estás, terminarás de exhalar completamente y entonces al inhalar subirás los brazos. Si estoy en una clase dinámica es muy probable que al esperarme para cuadrar la respiración yo vaya un poquito por detrás del resto, ¡pero no pasa nada! Verás que no te vas a perder, muy al contrario, te encontrarás en sintonía contigo mismo y con el resto. Más que si priorizas la postura.

3. Si tu profesora respira más lento que tú, respira más veces que ella

Por último, cuando te dan mil instrucciones entre inhalación y exhalación y te da tiempo a respiración 30 veces en una sola respiración de tu profesora, ¡no lo evites! Simplemente hazlo, deja que sea así. Solamente tienes que seguir el principio anterior de esperar a que naturalmente inhales para entrar en esa postura que tu profesora te ha invitado a hacer inhalando y lo mismo con la exhalación. 

Con el tiempo y la práctica tu capacidad pulmonar mejorará y tu resistencia y fondo físico también así que podrás alargar las inhalaciones y exhalaciones tanto o más que tus maestros. Pero hasta que ese momento llegue, ¡no lo fuerces!

¡Espero que te hayan servido estos consejos!

Te recomiendo ver mi forma de guiar lal respiración tanto en sesiones vinyasa (dinámico) como en sesiones más tranquilas (hatha) y las tranquilonas de verdad (yin). En mi canal de Youtube tienes muchas clases gratuitas. Y si te quedas con ganas de más… ¡apúntate a mi escuela online! Te va a encantar.

 

¿Te ha gustado el post? ¡Comenta o comparte con un amigo!

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¡Respira fluidamente conmigo!

Recursos y productos Yoguineando divertidos

  • Libros

    Libro en papel “Cómo evitar lesiones en yoga”

    Valorado en 0 de 5
    19,90 IVA incl. Comprar libro
  • Tazas

    Taza yogui “TU EGO”

    Valorado en 0 de 5
    14,90 IVA incl. Añadir al carrito

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

2 comentarios en “3 trucos para cuadrar tu respiración con la de tu profesora de yoga”

  1. Me identifico totalmente, y no sólo con la respiración de la profesora , incluso en la alteración que a uno le produce la respiración del compañero ( que , pobre, no tiene ninguna culpa y va a su bola). He aprendido, a base de esfuerzo-despiste-error, que , como tú explicas perfectamente, lo natural es inhalar cuando te abres y exhalar cuando, de alguna manera, te cierras. El maravilloso y siempre olvidado SENTIDO COMÚN, nos indica que ante una postura a realizar y ya te imaginas el momento “dolor o tensión “ que comporta, por lo tanto, inspira antes y coje todo el aire del mundo, porque ejecutar o mantener una postura, lo necesitará y además, cuánto más cuesta mantenerla, es cuando más placer da el exhalar y dejar que tus músculos tensiones dos se expandan. Sentido común. De eso debían saber mucho los antiguos y creadores de todo esto. Como siempre, un placer y unas risas leerte y mirarte. 😘 MAYTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Julia Arteaga
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@yoguineando.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Entradas relacionadas