Mantra Yoguineando

¿Quién no se ha comido el suelo alguna vez?
Parece que estoy de broma pero ¡hablo muy en serio! La seguridad en yoga debe de ser una prioridad ya que “desequilibrio que no ves venir, tortazo que te pegas”. Sobre todo cuando trabajes las asanas o posturas de equilibrio de brazos o invertidas, ayúdate de cojines, bloques, mantas, accesorios… Cógete la cama si quieres y ponte el colchón delante, pero ten algo mullidito donde tu napia pueda aterrizar con seguridad.  Y evita lámparas, ordenadores y enchufes cerca, así como a tu perro merodeando por ahí que es monísimo y queda fenomenal en los vídeos de Instagram pero seguro que alguna vez le has pegado algún susto y has estado apunto de esclafar a la criaturica contra el suelo.
¡No lo dudes! Póntelo, pónselo (el cojín, digo).

¿Te ha gustado el post?

¡Comparte o deja un comentario más abajo

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas