Juguetes de yoga: mi experiencia con Pranamat

Hace unos  meses la marca Pranamat ECO me ofreció enviarme la esterilla de masaje a cambio de escribir sobre ella. Yo, como con todas mis colaboraciones, les advertí antes que un valor muy importante para mí es la honestidad y que voy a escribir lo que realmente piense.

Pues bien, la esterilla Pranamat ECO está hecha en gran parte de materiales naturales y tiene unos pinchitos en su superficie que al tumbarte se clavan en la piel ya que funciona a través de acupresión. Como en la viñeta, al principio la sensación es desagradable y te preguntas quién es el masoquista que se atreve a tumbarse cada día ahí para sufrir. Sin embargo, si respiras profundo esa sensación desagradable del principio va convirtiéndose en un cosquilleo muy relajante.

Puedes estar ahí dos, cinco, siete minutos o el tiempo que quieras (hasta 60 minutos máximo). Depende de lo acostumbrado que estés a este tipo de sensaciones y cuál sea tu umbral de dolor. También puedes usar ropa más fina o  más gruesa para reducir o aumentar el nivel de sensación. Es normal que las primeras veces dures poco tiempo, ya que se suele tardar en disfrutar de la sensación.

Cuando sales de la esterilla es como depilarse con cera y quitar la tira en slow motion: muy crispante. Pero digamos que es el culmen perfecto para iniciar el proceso de relajación final. Entonces te tumbas en tu esterilla de yoga o en la cama y sientes las sensaciones que te proporciona tu cuerpo tras el uso de la Pranamat. Increíble. Es la mejor parte. Para mí, es la mejor de las savasanas.

La Pranamat la uso para tumbarme encima y para trabajar una parte del cuerpo en concreto (de ahí que te pongas de una manera u otra). Algunos, hasta practican yoga encima, pero yo de momento prefiero no hacerlo.

La Pranamat no es una esterilla convencional. Está diseñada para relajar el sistema nervioso y los músculos así como para mejorar el aspecto de la piel. Tiene otros muchos beneficios que sinceramente no he investigado. Pero solo por las sensaciones que reporta vale la pena.

La única desventaja es que ocupa un poquito de espacio y tener que sacarla y guardarla en cada uso hace que te puedas volver perezoso o se te olvide usarla. Lo mejor es no tirar la caja en la que viene ya que guardar la Pranamat sin ella es como meter un cactus en el armario: te vas a pinchar cada vez que abras la puerta.

No tengo código de descuento, no colaboro con ellos, simplemente me enviaron gratuitamente la esterilla Pranamat ECO y, después de probarla durante varios meses, he escrito este post como agradecimiento.

¿Tienes alguna pregunta? ¿Te gustaría saber algo más sobre este juguete de yoga? ¡Déjame un comentario más abajo!

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

P.D.: ¿Estás cansado de no tener la fuerza de voluntad de hacer yoga regularmente? ¿Sabías que esto es una habilidad que se puede entrenar? Aprende a ser constante en yoga aquí.

Deja un comentario

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Deja un comentario

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.