7 ideas accesibles para practicar yoga en casa sin miedo

chica haciendo yoga en pijama que se ve los michelines al bajar la cabeza en una postura

Practicar yoga en casa es tan confortable como aterrador. Quedarte a solas con tu esterilla es tan incómodo como cuando vas al ginecólogo por primera vez («¿Voy a tener que abrirme ante este desconocido?»). Sin embargo, hay truquitos para hacer la transición más llevadera.

Trucos para practicar yoga en casa sin calentarte la cabeza

Las primeras veces que practiques yoga en casa te recomendaría hacerlo con una sesión online (tienes un montón en mi canal de Youtube). Recuerda encender tu sensor de movimientos frunce-chakras que vimos en este vídeo para que tu práctica sea segura, y ¡lánzate a ello!

¿Qué me pongo para practicar yoga en casa?

Es normal que al principio nos dé tanta pereza ponernos a practicar asanas en la esterilla que ni siquiera nos molestemos en ponernos la ropa de yoga, no vaya y se nos quiten las ganas cuando las mallas congeladas rocen nuestra templada piel. Es una sensación horrible, así que a veces optamos por quedarnos con el pijama calentito y practicar con lo puesto.

chica haciendo yoga en pijama que se ve los michelines al bajar la cabeza en una postura

Pero, cuál es tu sorpresa cuando, en los primeros saludos al sol, al llevar una pierna hacia atrás, la sisa del pantalón se te clava en la ingle (y en lo que no es la ingle), y entonces piensas: «… Por algo inventaron las mallas elásticas». Luego, con el primer perro abajo, la camiseta del pijama se te baja dejándote en una posición de angustiosa vulnerabilidad. Pero cuando esto ya lo has superado y andas finiquitando la sesión con unas posturas relajantes en el suelo, toca llevar el mentón al pecho y mirar hacia tu interior… Y lo que ves… te gustaría no haberlo visto.

Pocos son los pijamas yoga friendly, elásticos y ajustaditos; vamos, que no vienen con el cuello descocao. Así que, en caso de practicar con el pijama puesto, no te vas a librar de verte las lorzas cada cierto tiempo. El pijama te brindará confortables y calentitos sueños, pero lo que es comodidad, en yoga, cero patatero.

Mi recomendación para practicar en casa es coger ese chándal viejo y raído que dejas apartado para cuando toca limpiar con lejía o pintar un mueble, y lo uses para tu práctica de yoga. Será feo y estará viejo, pero es más cómodo que toda tu ropa de yoga junta y, seguro, que todos tus pijamas. Vale, tenemos el outfit, pero nos falta saber cómo practicar.

Ideas para hacer yoga en casa

1.Clases online al despertar, en cualquier rato libre (¡en mi escuela online las hay de 10 minutos!), cuando vuelvas de trabajar o alguna suave para dormir mejor antes de irte a la cama. Tienes más de 100 sesiones disponibles para ti en mi escuela online de Yoguineando en Patreon.

2.Meditaciones online guiadas o tú solito antes de acostarte o al despertar.

3. Estiramientos mañaneros o relajantes antes de dormir.

4. Mientras cocinas, en los típicos tiempos muertos de «mientras hierve el arroz», «mientras se dora la cebolla», «hasta que pite la olla», etc. Ponte contra la pared y estira tu espalda, brazos y cuello.

5. Mindfulness o meditación en movimiento mientras friegas los platos es un clásico muy efectivo.

6. Esto también sirve en la ducha cuando te enjabonas el pelo. Si, además, lo usas como un automasaje, es una maravilla. También, cuando me enjabono los pies, pongo a prueba mi equilibrio y concentración (sin hacer locuras, ya que puede ser peligroso).

7. Al tender la ropa de la lavadora, a veces practico pranayama. Al coger una prenda inhalo, al colocarla en el tendedero exhalo. Y así trato de hacer las respiraciones más largas y más conscientes. Y la ropa queda estupendamente tendida (¡no necesitarás ni planchar!).

Últimos consejos para facilitar tu práctica de yoga desde casa

¡Espero que te hayan servido estas ideas! Por supuesto, si te da “cosica” hacer yoga en casa sin la supervisión de un profesor, ¡aquí te cuento cómo hacerlo sin peligro! Y otros vídeos que te servirán de ayuda:

https://youtu.be/j0VWF0er59c
https://youtu.be/S_ZtIIz639c

¡Espero que te haya gustado este post! Déjame tu opinión en comentarios o cuéntame cómo es tu práctica de yoga en casa.

Om shanti shanti requeteshanti
Julia

¿Estás que te haces yoga encima? ¡Practica conmigo! ¡Aquí tienes un pack de clases gratuito!

Si todo esto te parece genial pero no sabes cómo convertir tu práctica dispersa en una práctica constante e inquebrantable tienes todos los secretos en mi libro El hábito hace al yogui. Hazte con él aquí o lee las primeras páginas gratis.

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

El yoga mejora la memoria

De sobra es sabido que el yoga es una disciplina que cambia tu vida en muchos aspectos. Uno de los grandes beneficios de practicar yoga