Buscar

Cómo saber si estás haciendo bien la postura

Los tres mayores miedos de un principiante es hacerse daño, hacer el ridículo o no ser lo suficientemente bueno en yoga. Todo esto se traduce en un solo deseo y es hacerlo bien. 

Lo que más me preguntan las personas que nunca han hecho yoga es:

“Mientras estoy en la postura, ¿cómo sé si lo estoy haciendo bien?

De hecho, muchas personas se obsesionan por tener un profesor presencial que les corrija en cada momento. 

Pues bien, no es absolutamente necesario que lo hagas bien todo el tiempo. Puedes equivocarte, el cuerpo te permite cierto margen de error. Y si lo hicieras mal, incluso en el hipotético y trágico caso de que te lesionaras, no sería grave. Y créeme, las lesiones, como te cuento en mi libro Cómo evitar lesiones en yoga, en el 100% de los casos son una bendición. Siempre hay una gran lección detrás.

Pero bueno, partiendo de la base de que es imposible prevenir todas las lesiones, vamos a ver qué podemos hacer para mantener nuestro cuerpo serrano sano y salvo en yoga.

Estos son tus referencias a la hora de saber si estás haciendo bien la postura:

PROFESOR

La figura del maestro está ahí para algo. Nos muestra la ejecución de las posturas no solo de manera verbal, sino que también las muestra, usando su cuerpo como referencia. Si lo hacemos mal, él o ella nos puede corregir para mantener el cuerpo alineado y sano.

El profesor es el salvavidas que usamos todos al principio cuando asistimos a una clase de yoga y queremos asegurarnos de estar haciendo bien la postura. Sin embargo, hay más. 

CUERPO

Tu cuerpo te va a decir perfectamente cuando estás haciendo una postura mal. Las rigideces y tiranteces están ahí para algo. Son límites corporales que nos indican hasta dónde podemos llegar. “Bueno, yo intento llegar más lejos porque mi profe llega más profundo que yo”. Sí, pero eso no significa que los dos tengáis que llegar al mismo lugar. 

Vuestra postura no tiene que verse igual. Cada cuerpo es un mundo y con las posturas perseguimos unas sensaciones parecidas, pero no se van a ver iguales. Puesto que vuestra experiencia en el yoga es distinta, vuestra flexibilidad es muy posible que tampoco sea igual. Y puesto que vuestra genética también es distinta, vuestra postura no se va a ver igual. Por lo tanto, no vais a llegar al mismo lugar. Acepta entonces tus límites corporales y practica la autoindulgencia. Tu cuerpo está bien donde está ahora mismo. 

“Si mi cuerpo no llega hasta el mismo lugar que el de mi profesor y nuestras posturas no se ven igual, ¿cómo sé que lo estoy haciendo bien?”

Tu cuerpo te mandará señales. 

  • Si hay dolor, sal de la postura, algo va mal. 
  • Si hay molestia, modifica, algo va regular y es mejor cambiarlo. 
  • Si hay sensación de estiramiento, quédate, estás bien ahí. 
  • Si no hay sensación, estás haciendo el vago.

Al principio es fácil confundir las tres primeras señales, poco a poco se van haciendo cada vez más claras y muy reconocibles. Por lo que podrás decidir qué hacer y autocorregirte muy rápidamente.

Mente

Las sensaciones que nos transmite el cuerpo son rápidamente procesadas por una mente que, aunque en algunas ocasiones está dispersa repasando la lista de la compra, se debe de encontrar alerta las primeras sesiones al estar practicando algo nuevo. 

En seguida la mente, por muy principiante que sea, podrá notar esas sensaciones y procesarlas como algo positivo, interesante o negativo para su cuerpo. Y podrá frenar, mantener o profundizar. De ser necesaria una modificación también podrá hacerla (en unos instantes te cuento cómo).

Respiración

Una pista muy acertada a la hora de seguir con una postura o abortar misión es siempre la respiración. Se delata sola. Nos chiva lo que necesitamos saber de la postura. Y es que una postura forzada vendrá siempre con una respiración también forzada. Cuando la postura resulta interesante (es decir, no es cómoda, pero tampoco es dolorosamente incómoda) nuestra respiración va a ser intensa, pero fluida. 

Quizá tengamos que tomar respiraciones más profundas y conscientes para facilitar la respiración, pero notaremos como esto nos alivia y nos hace disfrutarla más. Cuando una postura es demasiado fácil, respiraremos tan a gusto que hasta nos aburriremos en la postura. 

Estas son las pistas que nos da la respiración. Atento a ellas para saber si lo estás haciendo bien o mal.

Sexto sentido

Una vez que has sentido los límites físicos de tu cuerpo, tu mente ha procesado las sensaciones y tu respiración te ha delatado, si aún ahí tienes dudas, al final lo que queda es echar mano de tu sexto sentido. 

Cierra los ojos, mira hacia dentro y observa las sensaciones que provoca la postura en tu interior. ¿Qué emociones evoca? ¿Qué sientes a nivel físico, mental y emocional?

Si no sabes responder a esta pregunta o tus respuestas son un tajante “Nada”, no te preocupes. La escucha interna y el desarrollo de la conciencia corporal lleva un tiempo. Confía en el proceso.

Y, de verdad, relájate, no tienes que hacer las posturas bien desde el principio. Permítete ser principiante y equivocarte. No hay nada de malo en ello.

¿Cómo modifico las posturas yo solo, si soy principiante?

Cuando vienen principiantes a clase por primera vez, yo les indico brevemente todo lo que te estoy contando. Intento fomentar la escucha interna desde el primer día. Y trato de transmitirles que el yoga no es un sistema rígido de técnicas de alineación cuadriculadas. 

Cada cuerpo es un mundo, insisto, por lo que tendrá sus propias reglas. Conocer poco a poco las reglas del yoga es importante, pero conocer tu cuerpo y aplicar sus propias reglas lo es aún más. 

Así que muévete sin miedo, pero con precaución cuando se trata de una postura nueva para ti. Al principio, haz lo que el profesor te sugiera. Poco a poco ve adentrándote en la postura y, si al comenzar, a medio o al final notas alguna sensación rara o desagradable, tómate la libertad de cerrar los ojos y hacer movimientos sutiles que te permitan explorar la postura.

 Movimientos libres, suaves y progresivos que te ayuden a conocer las sensaciones y averiguar si debemos de seguir explorando o abortar misión.

Y si el profesor está delante, ¡no pasa nada! No puede ni debe enfadarse al verte modificar porque esto significará que estás respetando tu cuerpo. Lo único que hará será sugerirte alternativas si las que estás haciendo tú no le convencen o no le parecen tan seguras. 

Pero, ante todo, confía en ti y en tu poder de escucha interna.

Descárgate GRATIS las primeras páginas del libro "Más vale yoga que nunca"

Comparte esta entrada:

¡Entra en myjunglemat.com y usa el código YOGUINEANDO para obtener un 10% de descuento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La responsable de tus datos será Julia Arteaga Aguilar, y serán enviados a los servidores de Raiola Networks para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Entradas relacionadas

Descárgate las primeras páginas del Libro "Más vale yoga que nunca"

RESPONSABLE

JULIA ARTEAGA AGUILAR

FINALIDAD

GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE

LEGITIMACION

CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO

DESTINATARIOS

EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD

DERECHOS

ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL

INFORMACION ADICIONAL

PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN MI PAGINA WEB:

www.yoguineando.com

Hola, soy JULIA ARTEAGA AGUILAR y me dedico a:

DAR CLASES DE YOGA EN SUS DISTINTAS MODALIDADES Y FORMAS

Si me dejas tus datos personales los voy a cuidar y vigilar de forma minuciosa.

Solo voy a ceder tus datos si la ley me  obliga, como es incluirte en mis  declaraciones tributarias.  

Si los voy a ceder a las empresas de mi grupo empresarial de las que soy socio, si lo necesito para facturar.

Por cederme tus datos, no vas a perder tus derechos ni voy a usarlos de forma que te pueda perjudicar, te doy mi palabra. 

Voy a utilizar tus datos para que tengas acceso a mis servicios, de los que encontraras el detalle en esta web y también  para todas las novedades que voy a ir creando relacionadas con mi actividad. 

Dándome tus datos pasas a formar parte de mis clientesy por tanto, voy a tratarte según los valores de mi marca personal y que puedes ver en esta web.

El objetivo de este texto es que conozcas las condiciones de nuestra relación. Si introduces tus datos y le das a “lo he entendido”, significará que se ha producido el “consentimiento informado” y que aceptas libremente nuestra nueva relación. 

¿Qué voy a hacer con tus datos?

Los voy a guardar siguiendo todas las normas que marca la Ley. Mi negocio se basa en los datos que tengo, porque con ellos me relaciono contigo y doy acceso a las personas a mis productos.

Si no deseas continuar relacionándote conmigo, solo hace falta que me envíes un correo a info@yoguineando.com diciendo que te quieres dar de baja y mi sistema lo hará de forma automática. 

Pero si quieres pedir la portabilidad de tus datos a otro lugar, mi web está preparada para ello, envíame un correo con tu petición a info@yoguineando.com y rápidamente accederé a tu petición y te daré esa información en el formato adecuado.

Utilizaremos todo tipo de cookies que consideremos adecuados a nuestra marca personal.

También te informo que tienes derecho a solicitar una indemnización por el mal uso de tus datos, pero si clickasen “lo he entendido”, renuncias a cualquier posible indemnización por ese derecho. No es que quiera  evadir mis responsabilidades, ni mucho menos, pero ya sabes que la red no es segura, me pueden ciber atacar y robarme los datos sin que yo me dé cuenta, no soy experta informática, y yo solo puedo responder de aquello que haga de forma consciente o a veces inconsciente pero que salga de un acto propio. 

 

  • ¿Quién es el responsable del tratamiento de tus datos?

 

Identidad:  JULIA ARTEAGA AGUILAR

DNI-NIF:  47088321F

Dirección postal: C. Tejares 1  ALBACETE

Teléfono: 660280424

Correo electrónico: info@yoguineando.com

Delegado Protección de datos: JULIA ARTEAGA AGUILAR 

Contacto DPD:www.yoguinenado.com

2.- ¿Cuál es la finalidad del tratamiento de tus datos personales?

 

En esta web tratamos la información que nos facilitan las personas interesadas con los siguientes fines:

 

  • Con el fin de gestionar el envío de la información que nos soliciten.
  • Facilitar y ofrecer a los interesados ofertas de productos y servicios de su interés.
  • Mejorar su experiencia de usuario.

 

Para cumplir estos fines elaboraremos un perfil comercial en base a la información facilitada.

 

No se tomarán decisiones automatizadas en base a los perfiles de la base de datos.

 

Sí se enviarán correos electrónicos automatizados, previamente programados por el titular de los datos o de sus proveedores de servicios o asalariados, con la finalidad de enviar la información de las novedades del blog, y de los productos comerciales que se ofrecerán a través de esta web, tanto si están alojados en ella como en plataformas de terceros proveedores de dicho servicio.

 

También utilizaremos todo tipo de cookies que consideremos adecuados a nuestra marca personal. 

3.- ¿Por cuánto tiempo conservaremos tus datos?

 

Los datos personales proporcionados en la web se conservarán durante un plazo de diez años a partir de la última confirmación de su interés. También se conservarán mientras se mantenga la relación mercantil. Se harán desaparecer cuando se solicite su supresión o portabilidad por el interesado. 

4.- Legitimación

 

El tratamiento de sus datos personales es necesario para el cumplimiento de las obligaciones legales derivadas de la normativa vigente, Ley Orgánica 3/2018 de 5 diciembre.

La base legal para el tratamiento de tus datos es la ejecución de la suscripción online al blog o al formulario de contacto de la web.

 

La oferta de productos y servicios está basada en el consentimiento que se le solicita, sin que en ningún caso la retirada de este consentimiento condicione la ejecución de servicios o la entrega de productos pendientes.

5.- Destinatarios a los que se comunicarán tus datos

Los datos recogidos a través de esta web se comunicaran a otras empresas del grupo empresarial para fines administrativos internos, incluido el tratamiento de datos personales de clientes o empleados.

A quien se comuniquen los datos dispondrán de normas corporativas vinculantes aprobadas por el Comité Europeo de protección de datos.

 

El titular de esta web contrata su infraestructura virtual según un modelo de “computación en la nube” al amparo del acuerdo EU-US PrivacyShield. 

 

 

6.- ¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Cualquier persona tiene derecho a obtener la confirmación sobre si el titular de esta web está tratando datos personales que les conciernan o no.

Las personas interesadas tienen derecho a acceder a sus datos personales, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar su supresión cuando entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.

En determinadas circunstancias, los interesados podrán solicitar la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso únicamente los conservaremos para el ejercicio o la defensa de reclamaciones. 

En determinadas circunstancias y por motivos relacionados con su situación particular, los interesados podrán oponerse al tratamiento de sus datos. Entonces se dejará de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones. 

 

7.- ¿Cómo hemos obtenido tus datos?

Los datos personales que tratamos en esta web proceden o bien de la propia web, correo electrónico, mensajería instantánea o correo postal de nuestra empresa o de empresas del grupo.

Las categorías de datos que tratamos son:

  • Datos de identificación
  • Códigos o claves de identificación
  • Direcciones postales o electrónicas
  • Información comercial
  • Datos económicos

También informamos que no obtenemos datos especialmente protegidos de forma habitual.

Si llegan a nuestra empresa datos especialmente protegidos los protegeremos de acuerdo con la normativa vigente.