Bhramari pranayama o la respiración de la abeja

bhramari-pranayama-yoguineandot
La respiración de la abeja es muy sencilla de realizar. Debemos de sentarnos cómodamente, en posición de meditación. Con los pulgares tapamos nuestros oídos y posamos el resto de los dedos sobre la cara. Con la boca cerrada cantamos un Om y disfrutamos de las vibraciones que esto provoca en nuestra cabeza. Escuchar desde dentro el sonido de nuestra propia respiración es profundamente restaurativo. Esta práctica calma las emociones, alivia la rabia y la ansiedad porque conecta con nuestras pulsaciones y, por lo tanto, con nuestro propio ser. La práctica regular incrementa la sensación de bienestar. La primera vez que la hice fue en clase de @aliciaortuno y me encantó 🙂

¿Quieres saber más sobre la respiración? Hazte con el Manual de Iniciación al Yoga Dinámico o con mi libro Yoga con humor.

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

newsletter YoguineandoT

 

Quiero suscribirme

 

Te va a encantar…

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

3 claves para ganar equilibrio en yoga

Ganar equilibrio y volar sobre tu esterilla para una mayor paz mental ¿Para qué queremos equilibrarnos sobre los brazos, las piernas o miembros inverosímiles del