5 claves para iniciarse en el yoga dinámico sin romperse en el intento

Siempre da miedito probar algo nuevo, especialmente si las fotos que vemos en las redes que nos invitan a probar son de animales invertebrados disfrazados de humanos. Sin embargo, es posible comenzar a practicar yoga sin tener ni idea y no morir en el intento. Es muy probable, de hecho, que te gusten las sensaciones y te vuelvas un yogayonkie muy pronto, sintiendo en tus (antes flácidas ahora tersas) carnes lo que es transformar tu vida a través de una práctica tan sencilla y complicada a la vez.

¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Aquí tienes 5 claves!

1.Analiza qué necesita tu cuerpo

Muchas veces nos enfrascamos en la aventura del yoga sin preguntarnos si nuestro cuerpo y condición es compatible con ese estilo en sí. “Ah, ¿que hay diferentes formas de hacer yoga?” Pues sí, te las explico todas en mi libro, Yoga con humor.

Antes que nada debes preguntarte para qué haces yoga.

¿El médico te ha dicho que necesitas fortalecer el abdomen?

¿Tu prima dice que necesitas relajarte?

¿O necesitas moverte y desfogar pero no quieres meterte en un gimnasio o correr?

Es importante dilucidar cuál es el yoga que necesitas más que el que te apetece hacer y ceñirte a ello.

Luego, tener en cuenta la condición física en la que estamos. Si tenemos hernias discales, protrusiones o cosicas que aún no controlamos, mejor hacer un estilo de yoga hatha. Necesitamos conocer las posturas, saber cómo adentrarnos en ellas de manera segura antes de meternos en un estilo que se caracteriza con ir a una velocidad más rápida, lo que dificulta a los principiantes poner conciencia en lo que se hace y a menudo los lesiona. Es mejor familiarizarnos primero con el yoga original como el hatha y después navegar en mares más moviditos.

Tienes un montón de clases de yoga para principiantes en mi canal de Youtube.

Si simplemente no estás en forma y no tienes ninguna tecla y además te apetece el movimiento dinámico, ¿por qué no? ¡Es posible que este se convierta en TU estilo de yoga!

2.Haz clases suavecitas

Como en todo, hay niveles. Encontrarás en el mercado clases de yoga dinámico más suave que otras. Por ejemplo, el vinyasa flow es más tranquilo que el power yoga que se caracteriza por hacerte echar los higadillos.

Otro factor importante es el profesor. Hay unos más mari parsimoniosos y otros más jose ansias.  Por ejemplo, mis clases de vinyasa flow, por lo general, suelen ser más moviditas y exigentes que la media. Por mucho que trate de evitarlo acaban siendo durillas. A unos les encantan así, otros prefieren un vinyasa más amable. ¡Para gustos las asanas!

Sin embargo, como sé que el yoga dinámico no es para todo el mundo y yo misma en mi práctica personal disfruto diariamente de yogas más suaves y amables, he decidido subir a mi escuela online semanalmente clases de hatha y yin yoga, además de los estilos dinámicos (vinyasa flow y yin yang yoga). ¡Echa un vistazo en mi escuela de yoga online!

3. Estudia sobre yoga dinámico

El yoga es práctica, como en todo. Pero también viene de perlas un poquito de teoría para no ir tan perdido cuando nos metamos en la esterilla. Estudiar sobre yoga e ir con la lección aprendida nos permitirá prevenir muchas lesiones y disfrutar más de nuestra práctica.

Si quieres saber más sobre yoga tienes infinidad de recursos de gran valor en mi tienda online, como por ejemplo, mi curso online Saluda al Sol como Shiva manda y mi taller online Objetivo Hanumanasana

4. Elige tu estilo o profesor pero no te cases con él

Cuando encontramos un/a profesor/a de yoga que nos atrapa ya no queremos buscar más. Vamos religiosamente a sus clases ya que nos hace conectar con nosotros mismos y nos hace sentir bien.

Sin embargo, en yoga no tiene por qué haber exclusividad. Todos los profesores son distintos y pueden aportarnos cosas diferentes. Practicar con varios maestros enriquecerá tu práctica notablemente ya que, lo que le falta a uno, le sobra al otro.

Prúebalo y me cuentas 😉

5. Aprende qué hacer y qué NO hacer en una clase de yoga

Estos son algunos de los consejos que considero fundamentales a la hora de comenzar una práctica de yoga dinámico. Si vas a asistir a una clase pronto, te aconsejo leer antes este post con 7 consejos sobre cómo sobrevivir a una clase de yoga. ¡Imprescindibles!

Espero que te hayan servido estos truquitos.

Si te han gustado deja un comentario más abajo y comparte 🙂

Om shanti shanti requeteshanti

Julia

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas