Qué tiene que ver el acroyoga con el yoga y por qué es bueno para las empresas

acroyoga, estilos de yoga, viñeta de yoga, yoga en españa

Los yoguis más tradicionales dirán que el acroyoga no tiene nada que ver con el yoga, que somos un atajo de ególatras en busca de la aceptación social a partir de la publicación de nuestras posturitas en la web. Es cierto que el objetivo último del acroyoga no es el mismo que el del yoga, es decir, ninguno de sus tres componentes (base, volador o cuidador) buscan entrar en trance e iluminarse en el momento mismo del vuelo acrobático. No obstante, esto no quiere decir que el acroyoga no sea tremendamente beneficioso para las personas. Mientras que el yoga es la disciplina para el crecimiento interior, el acroyoga se ocupa de formar, enriquecer y hacer crecer equipos. Busca mejorar las relaciones humanas a través del balance entre juego y disciplina.

ACROYOGA ALBACETE firma


¿QUÉ ES EL ACROYOGA?

El acroyoga son estructuras de equilibrio formadas por dos o más personas a partir de las cuales se realizan una serie de movimientos combinados con posturas en las que se utiliza la fuerza, el equilibrio y, sobre todo, la técnica. Para que esto ocurra, tiene que haber como mínimo un base, que será la persona que está en contacto con el suelo y que se ocupa de levantar y sostener al volador, que es la persona que está lejos del suelo y que es levantada y sostenida por el base. Cuando el nivel de los integrantes es bajo, intermedio o se están probando nuevos trucos, es imprescindible la labor del cuidador, quien se ocupa de agarrar al volador, en el caso de que haya algún fallo, o bien ayudarle a bajar con control para que el impacto sea lo más suave posible. Esto hace del acroyoga una práctica muy segura, de hecho, el riesgo de lesión es bastante bajo a pesar de lo impresionante de las figuras.

Normalmente, las posturas que se realizan en acroyoga suelen ser posturas de yoga: upavistha konasana, baddha konasana, paschimottanasana, etc. El hecho de tener experiencia en el yoga, hace más fácil la práctica del acroyoga, no sólo a nivel físico pues se exige más capacidad de concentración, equilibrio, confianza y comunicación con tus compañeros que fondo y forma física.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DEL ACROYOGA?

Lo primero que pensamos cuando comenzamos una actividad física es en la mejora potencial de nuestro aspecto, así como el resultado en nuestro cuerpo: estaremos más atléticos, ágiles, más fibrados, mejoraremos nuestra flexibilidad, fuerza y equilibrio y, en general, nos sentiremos mejor. No obstante, el acroyoga trabaja otros aspectos esenciales de las personas como es la respiración y la consciencia corporal. No obstante, el hecho de que sea una actividad en pareja hace necesarias otras cualidades que se irán trabajando durante las sesiones: la comunicación y la confianza con el otro.

¿POR QUÉ ES BUENO PARA TU VIDA PROFESIONAL Y PERSONAL?

Todos estos aspectos son perfectamente extrapolables no sólo a la vida personal y diaria, sino también a la profesional y de empresa, al fin y al cabo, trabajamos con equipos de personas que han de comunicarse entre sí para construir grandes cosas y avanzar en su objetivo.

Resolución de conflictos 
En acroyoga, un conflicto entre los componentes de la figura influye necesariamente en la comunicación y confianza entre ellos los que será reflejado en la fluidez del movimiento y la consecución de las posturas. Es por esto que en acroyoga, además, es imprescindible para enfrentar el conflicto y solucionarlo ya que es la única manera de continuar y progresar en la práctica.

Piensa rápido y piensa bien
Por otro lado, los movimientos dinámicos entre posturas hacen imprescindible la necesidad de tomar decisiones con rapidez. Puede darse cualquier circunstancia que te lleve fuera de tu centro de gravedad por lo que tienes que ser capaz de adaptarte a los cambios mientras mantienes la calma y las apariencias. En acroyoga nos movemos en la delgada línea entre la perseverancia y el desapego.

Miedo al fracaso
El hecho de estar constantemente desafiando la fuerza de la gravedad no sólo ayuda a superar el miedo de caer, también nos enseña a aterrizar en el suelo con seguridad y a volver a levantarnos.

El fundamento de la confianza: coger el control para dejarlo ir
En acroyoga es imprescindible aprender a confiar en los demás así como tomar ciertas responsabilidades, o una combinación de ambas cosas. Cuando vuelas a alguien, se te ha otorgado un voto de confianza y es tu oportunidad de levantar a otros y hacerles de soporte. Mientras que cuando vuelas debes de ser capaz de delegar y dejarte llevar.

Pide por esa boquita
Cuando trabajamos solos, la única conversación con nuestro compañero tiene lugar en nuestra cabeza y ponerse de acuerdo con uno mismo no tiene por qué ser difícil. En acroyoga el grupo más pequeño está compuesto de dos personas, ambas con roles muy diferentes entre sí que han de comunicarse fluidamente y con total transparencia para transmitirse sensaciones, opiniones y necesidades que han de ser cubiertas por el compañero. Una pareja de acroyoga con una mala comunicación, realizará figuras y posturas torpes que frenarán su avance y propiciarán más de una caída.

¿QUÉ TIENE QUE VER CON EL YOGA?

Todos estos beneficios físicos y emocionales son esenciales para tener unas relaciones sociales plenas. Y eso es lo que tienen en común el acroyoga y el yoga. Puede que el objetivo último del acroyoga no sea la iluminación, como el yoga, pero sí es una mejora de la calidad de vida, del entendimiento de nuestro ser y de cómo nos relacionamos con el mundo. El yoga, con los yamas y niyamas (dos de las 8 ramas del yoga) trabaja una parte de estos aspectos pero a través de los pensamientos y las acciones, no de actividades grupales concretas. Independientemente de las técnicas, podemos decir que ambos pretenden alcanzar el desarrollo personal a través de la relación con nosotros mismos y con los demás.

¿QUÉ NECESITO PARA EMPEZAR?

La gente piensa que la persona más grande levanta a la persona más pequeña. No necesariamente. La técnica es más importante que la fuerza, y los músculos se cansan de cargar peso pero los huesos no. Además, no necesitas ser un pro de la acrobacia, ni del yoga, ni siquiera necesitas saber hacer el pino o tocarte los dedos de los pies. En acroyoga, una vez que aprendes las dos o tres claves básicas para volar y hacer volar a otros, se pueden hacer figuras maravillosas.

Por todo esto pienso que el acroyoga es tan buen para las empresas, pues la consciencia corporal nos da mayor concentración. Ésta equivale a un mejor desarrollo del equilibrio. El equilibrio construye relaciones fuertes que, a su vez, levantarán grandes equipos. El trabajo en equipo potenciará una mayor comunicación y confianza con sus integrantes lo que reforzará el sentimiento de comunidad. Por otro lado, el acroyoga despertará el lado más juguetón de los participantes desarrollando la creatividad y, sobre todo, pasándoselo en grande viendo el lado más divertido de sus compañeros.

Si te gustaría ver fotos de mis clases y talleres de acroyoga con equipos de personas divirtiéndose y aprendiendo a relacionarse a través de esta maravillosa práctica que es el acroyoga, pincha aquí.
Únete a nuestra comunidad de acroyoga en Albacete en Facebook.

Este artículo fue publicado en Aquora Business Education.

¿Te ha gustado el post?

¡Comparte o deja un comentario más abajo!

¿Te gustaría despertarte de buen humor y alegrar tus desayunos con las tazas Yoguineando?

¡Ya puedes adquirirlas en la tienda online!

IMG_1277 ME GUSTA peq baj reso

newsletter YoguineandoTQuiero suscribirme

Copyright © Todos los derechos reservados

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s